Pídeselo a Jesús Rescatado


rescatado
Nuestro Padre Jesús Nazareno Rescatado./Foto: Jesús Caparrós

Y fue azotado. Con esa marcha salía por la Puerta de Santa Catalina Nuestro Padre Jesús Rescatado. El Señor de Córdoba, al que la ciudad le pide cada viernes, la imagen donde tantas generaciones de cordobeses se han visto reflejados y han sido el nexo de unión de la f de nuestros mayores. El cautivo de los Trinitarios atesora la esencia de la ciudad y, eso, se nota a su paso.
Mención especial merece la banda decana del género de cornetas en la capital, la de la Coronación de Espinas. Magistral puesta en escena de la formación de San Antonio de Padua. Aparte o sumada al elegante discurrir de una cofradía, que sigue dando pasos adelante en el cuidado de los detalles. Muestra de ello la da su capataz, Javier Santiago, quien ha formado una cuadrilla elegante, que trabaja al unísono y con una pulcritud exquisita.
Al igual que la mostrada al paso de su titular mariana. Y es que un costal ha sido el protagonista del pensamiento de la cuadrilla de la Virgen de la Amargura. Así, mientras la imagen camina por las calles de Córdoba, bajo su manto el costal de Manolín Frías guarda el recuerdo de quien se fue y la presencia de quien siempre estará en el recuerdo de su familia, de los amigos que compartieron el esfuerzo generoso que se regala a la Madre Dios dentro de la parihuela.
La hermandad del Rescatado ha tenido un hermoso gesto con el costalero que ya descansa junto a la Madre. Mientras, en su banderín de juventud un pescaíto recuerda a Gabriel. Que brille para ellos la luz perpetua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here