Lorenzo de Juan: "Estoy disfrutando como si tuviera otra vez 22 años"


El capataz vuelve a dejar su impronta con la cuadrilla del Cristo del Amor

María Santísima de la Encarnación./Foto: Jesús Caparrós

La hermandad del Amor ya camina hacia su parroquia de Jesús Divino Obrero, tras una brillante estación de penitencia en la Catedral. De la mano de sus capataces, Rafael Cerezo, Lorenzo de Juan y David Pulido, la cofradía ha dejado el sello alegre de barrio y momentos llenos de emoción, como cuando la agrupación musical de Nuestra Señora de Valme de Dos Hermanas ha interpretado el Gabriel´s Oboe, de la banda sonora de La Misión, para el Señor del Silencio.
La alegre cadencia del palio de la Encarnación ha contrastado con el caminar, sobrio y contundente, del crucificado que da nombre a la cofradía. Éste ha llevado los sones, tan reconocibles de la banda de cornetas y tambores de Nuestra Señora de la Salud de Córdoba. Además de caminar su cuadrilla con la maestría que le imprime Lorenzo de Juan.
El experimentado capataz ha reconocido ante los micrófonos de Catedral TV que “estoy disfrutando como un niño, como si tuviera otra vez 22 años”. Y ha reconocido que el mérito es de sus costaleros: “El arte tienen ellos, nosotros ponemos los mimbres”. Para concluir con unas emotivas palabras en las que ha destacado que “estamos repartiendo amor por Córdoba y ahora lo vamos a hacer por el barrio otra vez. El Cristo tiene los brazos abiertos porque te está diciendo ven, porque te quiero tanto que te voy a abrazar”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here