"Es un orgullo para mí que la Policía se adhiera a la coronación"


El hermano mayor de la Paz, Enrique Aguilar, ejerce como anfitrión de las numerosas autoridades que acuden al besamanos de la Paloma de Capuchinos

policía
El comisario jefe junto al hermano mayor./Foto: LVC

La venerada imagen de María Santísima de la Paz y Esperanza está recibiendo este Viernes de Dolores a centenares de devotos. Entre ellos se han hallado algunas personalidades célebres de la ciudad. Éste ha sido el caso del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, quien un año más no ha querido faltar a su cita con la Paloma de Capuchinos, tras presidir la fiesta de regla de la hermandad de los Dolores en San Jacinto. El prelado ha compartido además unos entrañables momentos con los niños de la escolanía de la Divina Pastora.
Al prelado hay que sumar la presencia del presidente del Córdoba Club de Fútbol, Jesús León. Éste también ha estado presente en la celebración de San Jacinto, por partida doble. Y es que los jugadores de la primera plantilla blanquiverde han realizado una ofrenda floral a Nuestra Señora de los Dolores.

Otro de los grandes momentos de la jornada para la cofradía del Miércoles Santo y, en especial, para su hermano mayor Enrique Aguilar ha sido la del comisario jefe provincial del Cuerpo Nacional de Policía, Jesús Gómez Palacios. Éste ha firmado la adhesión de la fuerza de seguridad a la coronación pontificia de la Virgen de la Paz y Esperanza.
Cabe recordar que Aguilar tiene como profesión la de agente de la Policía Nacional, por lo que no ha dudado en confesar a La Voz de Córdoba que “hoy ha sido un orgullo para mi que mi casa, el Cuerpo Nacional de Policía, se adhiera a la coronación de la Paz”.
Finalmente, también ha sido muy reseñable la presencia de varios concejales del Partido Popular en el Ayuntamiento de Córdoba. Tales como su portavoz, José María Bellido, el vice portavoz, Salvador Fuentes y la edil Carmen Sousa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here