La Soledad de Villafranca pone el broche a la Cuaresma


El besamanos a la imagen mariana, que estrenaba un manto negro, ha servido para fomentar la convivencia entre los hermanos

Soledad
Besamanos de la Virgen de la Soledad de Villafranca./Foto: LVC

(Antonio Porras). Con la eucaristía que ofició el párroco, se cerraron los Cultos Cuaresmales que han conformado el triduo en honor a los titulares que en la ermita de Las Angustias moran, éstos son: el Santo Sepulcro, cuyo día elegido fue el viernes 16; el sábado 17 para el Santísimo Cristo de la Caridad y el domingo 18, para María Santísima de la Soledad.
El domingo 18, desde las 11:00 horas, la ermita de las Angustias ha permanecido abierta, en ella un besamanos en el que se pudo observar, rezar, besar a la Virgen de la Soledad en la cercanía. Desde la corta distancia, esta obra de la imaginería destaca por su belleza, la sencillez, una mirada perdida, ajena y hundida en la pena. Sobre las mejillas unas lágrimas que bien parecen perlas, muestran el sinvivir de una madre que llora a un hijo, que se estremece ante el dolor de su único hijo que vino al mundo para salvarnos y que cruelmente lo matamos y quedó solo, derrotado, desnudo, humillado.
Para esta ocasión, para este besamanos, la Virgen de La Soledad ha estrenado un bello y amplísimo manto de terciopelo negro. Sobre su cuerpo una saya azul marino bordada en oro; en el pecho un puñal de plata con pedrería. Bajo la magnífica corona dorada, que la nombra reina, una toca sobre manto de malla de oro bordado. Destaca, para finalizar, el fajín rojo que la eleva aún más en el rango de máxima autoridad, en este caso la nombra capitana general.
Villafranca, sus gentes y cuantos han querido libremente entrar a esta ermita han seguido con el respeto y el rigor que marcan las normas cristianas el desarrollo de este Acto Cuaresmal; todo ello bajo una magnífico Altar de Cultos que preside, mientras la Virgen está en la tierra, el estandarte de la Virgen de la Soledad.
Sobre las 14:30 horas se sirvió una sabrosa paella, elaborada por Pepe. Desde esta hermandad, creemos que estos gestos entre hermanos, entre las gentes de Villafranca y todos, y cada uno de los que nos visitan, hacen grandes la fe. Crean ambientes cristianos y fomentan la convivencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here