María José Sánchez llama a vivir una Semana Santa "con respeto y libertad"


La pregonera pide una mayor presencia femenina en las cofradías, aunque reconoce que "Jesús fue el primer gran defensor de la mujer, el que dio a la mujer de su época la dignidad"

El pregón de la Semana Santa de la periodista María José Sánchez ha tocado el corazón de los cofrades desde la vivencia auténtica y profunda para “vivir la fe en comunidad”, en un acto que excepcionalmente se ha celebrado en el Teatro Góngora por la obras de reforma que se acometen en el Gran Teatro. En cada línea de su texto ha brillado de forma explícita su compromiso cristiano y por eso ha puesto el dedo en la llaga cada vez más frecuente en el mundo cofrade de quien pertenece a una hermandad por razones accesorias y no por lo fundamental: “A la postre, no compensan los golpes de pecho cuando se tiene vacía el alma, cuando no se mira al hermano, cuando prevalecen los personalismos, cuando no se quiere perdonar, cuando sólo queremos aferramos a un varal, un costal o un cirio que se apaga porque no transmite nada”.

Pregón de la Semana Santa de María José Sánchez.
Pregón de la Semana Santa de María José Sánchez. /Foto: JC

Esta forma de entender lo cofrade no ha quedado sólo en un pasaje del pregón, sino que lo ha perfumado de principio a fin. No sólo ha expuesto la pregonera sus firmes convicciones sino que también las ha transmitido a las generaciones venideras. En el momento dedicado a la juventud que bulle en las hermandades, ha recordado una frase del consiliario de la Paz: ”No olvidéis que Cristo está en el Sagrario. Luego, veneramos a nuestras imágenes”.
Su hermandad de la Paz y Esperanza ha estado presente en diversos momentos del pregón, así como un homenaje póstumo a Pablo García Baena con varios libros suyos dispuestos en una mesa junto a una foto antigua de la Virgen de la Paz y una imagen de San Rafael ante un escenario presidido, como es tradicional, por la Cruz Guiona.
Pregón de la Semana Santa de María José Sánchez.
Pregón de la Semana Santa de María José Sánchez. /Foto: JC

María José Sánchez, la tercera mujer en anunciar la Semana Santa de Córdoba tras Marisol Salcedo e Inmaculada Luque, ha reivindicado el papel femenino en el seno tanto de las cofradías como de la Iglesia, aunque también ha reconocido que “Jesús fue el primer gran defensor de la mujer, el que dio a la mujer de su época la dignidad”. “¿Cuántas mujeres hay hermanas mayores, -ahora solo dos, al frente de Ánimas y Vera Cruz-, cuántas mujeres en puestos de responsabilidad, cuántas tesoreras, priostes, vestiduras y capataces? Algo todavía impensable. ¿Ha presidido alguna mujer la Agrupación de Hermandades? Os invito a la reflexión”, ha señalado.
La pregonera ha reivindicado para la capital una madrugada del Viernes Santo como la que ella conoce de Montoro, con la presencia en sus calles de Nuestro Padre Jesús Nazareno y en el pregón tampoco ha faltado, en este preciso instante, una saeta cantada por Lucía Leiva.
Actuación de la Banda de la Esperanza.
Actuación de la Banda de la Esperanza. /Foto: Eva Pavón

No ha faltado en el pregón el recuerdo a su padre, el también periodista Manuel Sánchez Romero, activo cofrade montoreño y a su madre, Antonia Ruiz, “una mujer de fe inquebrantable, llena de fuerza, de amor desinteresado y desmedido”, así como a su abuela Rosario, de la que tiene la certeza de que había tenido una visión de Jesús Caído.
Por último, María José Sánchez ha terminado su pregón, que fue prologado por la Banda de la Esperanza, un llamamiento luminoso a vivir con intensidad la Semana Santa y a participar de “la alegría de la fe en la calle, os convoco a hacer el camino que nos reencuentra con la verdad más absoluta de un cofrade, os animo a abrir los corazones a su Palabra, os llamo a la intimidad, a la oración entre mareas de gente, os invito a la hermandad verdadera, a hacer la religiosidad popular”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here