"Fue un padre y un maestro en mis primeros pasos como obispo"


El prelado de la diócesis de Córdoba Demetrio Fernández tuvo como referente, durante sus primeros años de episcopado, a Elías Yanes

obispo
Demetrio Fernández durante la eucaristía./Foto: José I. Aguilera

El obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, ha asistido hoy en Zaragoza a los funerales y entierro del arzobispo emérito de Zaragoza, Elías Yanes Álvarez, que fallecía el pasado viernes en Zaragoza, a los 90 años de edad. Yanes ha sido presidente, vicepresidente y secretario general de la Conferencia Episcopal Española en sucesivos mandatos. Es, por tanto, una figura destacada de la Iglesia en España en la segunda mitad del siglo XX.
Monseñor Elías Yanes.

Cuando Demetrio Fernández fue nombrado obispo de Tarazona, tuvo a Yanes como arzobispo metropolitano, pues Tarazona es diócesis sufragánea de Zaragoza, en la Comunidad autónoma de Aragón. Yanes fue uno de los tres obispos que le incorporaron al Colegio episcopal por la consagración episcopal en Veruela-Tarazona el 9 de enero de 2005 (fiesta de san Eulogio de Córdoba). Los primeros pasos como obispo los dio de la mano de este veterano y sabio arzobispo que hoy recibe cristiana sepultura junto a la Virgen del Pilar.
“Fue para mí un padre y un maestro en mis primeros pasos como obispo en la diócesis de Tarazona”, ha destacado el obispo de Córdoba. “Él me señaló por dónde tenía que ir y por donde no tenía que ir. Al estar junto a él, tuve siempre la impresión de tener un padre experto en los caminos de la Iglesia, cuando yo comenzaba y él concluía el servicio episcopal”, ha recordado Demetrio Fernández.
​En la cadena ininterrumpida de la sucesión apostólica, Yanes supone un eslabón importante en el ministerio episcopal de Demetrio Fernández como obispo de la Iglesia Católica, sucesor de los apóstoles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here