María Escribano: "Mentiríamos si no decimos que ayer había más desigualdad que hoy, pero menos que mañana"


La gerente de El Caballo Rojo detalla su perspectiva sobre el papel de la mujer en diversos ámbitos de la vida

Escribano
María Escribano./Foto: LVC

María Escribano García desarrolla su faceta profesional en el conocido restaurante cordobés El Caballo Rojo. Nieta de uno de los referentes de la hostelería cordobesa, su capacidad de trabajo y su inquietud por avanzar a diario la han llevado a una búsqueda constante por la perfección. Para Escribano, la celebración del 8M debe “hacer visibles injusticias que aún quedan por erradicar”, por ello considera que “siempre es positivo”, un día como el de hoy.
María Escribano./Foto: LVC

“Los avances sociales en los derechos e igualdad en la mujer ha sido una carrera de fondo, desde inicios del siglo XX”, explica Escribano. Quien lo considera “un fenómeno imparable y en continuo desarrollo. Y lo seguirá siendo”, asevera. Y subraya que “es necesario que las mujeres sigamos mostrando nuestra capacitación con nuestro trabajo y reivindicando igualdad de oportunidades”. No deja de reconocer que “la desigualdad sigue existiendo, pero mentiríamos si no decimos que ayer había más que hoy y menos que mañana”.
El hecho de ser mujer, “afortunadamente, a mí no me ha afectado en nada”, confiesa Escribano. Mientras que sobre la conciliación entre ser trabajadora y madre detalla que “es un esfuerzo añadido. Mi trabajo me ha permitido compatibilizar esas facetas. Pero quizás sea el punto donde queda más recorrido por hacer, en muchas áreas laborales”. Y deja claro que ser madre ha mejorado su vida. Siempre he deseado serlo. Mi familia es el pilar en el que siempre me apoyo”, afirma. Aunque no olvida que, “a veces, es una carrera de fondo, pero merece la pena”.
Otra de las facetas que combina con la personal y la profesional es la cofrade. Escribano asegura que, en ese ámbito, “no me he sentido discriminada. He desempeñado varios cargos, entre ellos ser la diputado mayor de Gobierno del Santo Sepulcro durante 8 años”. Y finaliza su reflexión asegurando que “aún queda mucho camino por recorrer, pero éste pasa por el respeto a todas las personas”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here