Las promesas cumplidas de Aumente sobre la Semana Santa


El teniente de alcalde de Presidencia ha accedido a las peticiones que hicieron las asociaciones vecinales

Aumente
Señor Resucitado en el Patio de los Naranjos./Foto: Losé I. Aguilera

La Medina pedía solucionar la situación que se produjo en 2017 con los vigilantes de seguridad; Puente Romano que no se cortara al paso peatonal el mismo; mientras que la Federación Al-Zahara (al igual que otras asociaciones, cuya ubicación no está e la zona nuclear del Casco Histórico) la creación de una comisión. Pues bien, esas exigencias han sido cumplidas por el teniente de alcalde Presidencia, Emilio Aumente.
Tras una reunión celebrada la pasada semana con los responsables de las asociaciones vecinales La Axerquía, La Medina y Puente Romano , el concejal socialista accedió a estas peticiones. Así el responsable del Ayuntamiento informaba al movimiento vecinal de que, entre otras actuaciones, no se cortará el Puente Romano al tránsito peatonal (como solicitaba el colectivo del mismo nombre). A ello hay que sumar que se va a reducir el espacio de ocupación de palcos aunque habrá un número mayor. También se comunicó que no habrá guardias de seguridad en la carrera oficial, en relación al malestar expuesto por la responsable de La Medina.
Aumente había cumplido su parte, cuando dos días más tarde se daba luz verde a la Comisión de Usos del Casco Histórico. Un colectivo en el que están incluidas todas las partes. Pero nunca llueve a gusto de todos y, de nuevo, por la vía de moda -la del comunicado- la asociación vecinal Guadalquivir del Campo de la Verdad y Fray Albino arremetía contra el edil, en un manifiesto de marcado carácter político., como ha sido el caso de otros escritos en que se ha cuestionado la seguridad que, sin embargo, en 2017 fue todo un éxito y fruto del trabajo entre el Consistorio, los responsables de la Catedral, la Subdelegación del Gobierno, etc.
Cabe recordar que, tras la Semana Santa 2017, la valoración que realizaba Aumente sobre el desarrollo de la Semana Santa era de “éxito dado el reto y las dificultades del cambio de la carrera oficial”. Éste no dudaba en señalar que prefería  “ser criticado porque no pueden acceder las personas”, pero que se alegraba de que “todas las familias que salieron volvieron por la noche a sus casas”. Un año después, la situación sigue siendo adversa, pese a los resultados. Por lo que los interrogantes sobre los verdaderos intereses de quienes protestan siguen en el alero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here