La cara oculta de la Comisión del Casco Histórico


La duración de la Comisión, sumada a la aprobación de las bases de otros eventos del ámbito de actuación de ésta, deja a la carrera oficial como única cuestión a debatir

Caído comisión
El Caído a su paso por la Carrera Oficial. /Foto: LVC

El pasado viernes la Junta de Gobierno Local daba luz verde a la moción presentada por el área municipal de Promoción de la Ciudad, para constituir la Comisión de Usos del Casco Histórico. Un organismo en el que se integra a representantes de numerosos colectivos, entre ellos a la propia Agrupación de Cofradías. El mismo que está destinado a abordar celebraciones relevantes para la zona, tales como las de las cruces de mayo, los Patios, las verbenas y la Semana Santa.
Sin embargo, el informe presentado y aprobado parece guardar un as en la manga. Y es que, como se explica en los antecedentes del documento, “con fecha 2 de enero de 2018, tiene entrada por el Registro General del Ayuntamiento escrito del presidente del Consejo del Movimiento Ciudadano, Juan Andrés de Gracia”. En el mismo se solicita “poder intervenir en la definición de la carrera oficial de Semana Santa para 2018, o las bases de cruces y patios para este mismo año”. Esta última apreciación cobra especial importancia, puesto que el mismo día en que se daba el visto bueno a la Comisión, a su vez, se aprobaban las citadas bases de cruces y patios de 2018.
La conclusión -además de introducir el matiz de que el Consejo del Movimiento Ciudadano se convierte en parte decisoria en la Semana Santa, al nivel de Ayuntamiento y Agrupación- deja en evidencia que la Comisión solo puede abordar, en la práctica, la carrera oficial. Y es que, con una duración de seis meses (que pueden, o no, ser prorrogables), las demás cuestiones quedan al margen.
Cabe recordar que cuando se anunciaba la creación de la Comisión, la edil de Izquierda Unida Alba Doblas señalaba que “no solo se tratará la Semana Santa, sino que existen otras muchas celebraciones”, con un amplio espectro. Si bien, adelantaba que la intención es abordar el acontecimiento religioso si da el tiempo suficiente antes de que comience.