La Virgen pobre

87

La imagen de María Santísima en su Soledad se ha convertido en uno de los referentes de la Semana Santa cordobesa

Virgen
María Santísima en su Soledad./Foto: Álvaro Córdoba

Hubo una época en que la Semana Santa de Córdoba era distinta. Antes de dar el gran salto generacional, que desembocó en importantes incorporaciones patrimoniales, un buen número de cofradías de la capital tenían que hacer ímprobos esfuerzos para salir adelante. Una de ellas fue la de la Soledad que, de la mano de Carmelo García, consiguió “plantar” a la Virgen en la calle con muy pocos recursos, pero con un concepto de hermandad al alcance de muy pocas.
Uno de los hermanos más afamados de la cofradía del Viernes Santo, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba David Luque, recordaba cuando iba a ver con su madre la procesión a la Plaza Grande. Y como ésta la llamaba la Virgen pobre. Y es que, en sus primeros años, la Soledad recorrió la ciudad con un paso de marquetería, salido de las manos de aquel grupo humano que supo forjar Carmelo y que anteponía el sustrato religioso a la virtud estética, ya llegaría.
Carmelo narraba para La Voz cómo fue aquella primera salida hace 40 años: “Ese día es muy importante para mí. Fue en el año 1978 y desde la primera vez procesionamos el Viernes Santo. Estábamos preparados para salir porque todo se hizo en sentido espiritual: el Viernes de Dolores, después del besamanos, se juraron las Reglas que por fin estaban aprobadas. Tras ello llegó la imposición de la cruz a los hermanos y una serie de reuniones en las que participaron todos los que formarían parte del cortejo. En primer lugar hicimos un visionado de la Pasión, luego vimos las normas para la salida y todos estábamos preparados: guardar silencio, no mirar hacia atrás… Conseguimos comprar un armazón de hierro y, como pudimos, los días previos al Viernes Santo, fuimos haciendo una especie de respiraderos en madera de ocumen. Teníamos claro que era algo que la gente no iba a entender, pero para mí siempre han sido más importantes los hermanos que el patrimonio. Fue un día muy importante, el día en que una familia echa a andar acompañando a su Madre. Sentía un orgullo inmenso de ver cómo esos muchachos habían conseguido hacer su estación de Penitencia como la hicieron, algo que gracias a Dios no se ha perdido, ese orden, recogimiento, silencio, etcétera. Para mí fue una experiencia única”.
Aniversario
Cartel de la Soledad de 2018, realizado por Victoria María López.

2018 está siendo un año muy especial para la cofradía que ahora dirige Francisco López. La Soledad, pese a los 40 años transcurridos, no ha perdido aquella esencia que le imprimió Carmelo, que encandiiló a Luque y que, ante la Virgen (“pobre”) de Luis Álvarez Duarte, fieles y devotos descubran que, como afirmaba Carmelo, “es una Virgen de la Soledad, pero representa la compañía. Ella está siempre con nosotros, es la Madre que te acompaña a ti. El cristiano que se sienta cristiano sabe que nunca está solo, siempre va acompañado”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here