El obispo: "La enfermedad no conoce edades y allí están el párroco y los voluntarios"


Demetrio Fernández clausura la Semana de Pastoral de la Salud y celebra el Encuentro Diocesano de Novios en la Catedral

obispo
El obispo de Córdoba e la Catedral./Foto: MCS

La quinta Semana de Pastoral de la Salud ha culminado con la celebración en la Catedral, de la Jornada Mundial del Enfermo que este año ha llevado por lema “Acompañar a la familia en la enfermedad”. Por este motivo numerosos voluntarios, que colaboran en la Pastoral de la Salud en todas las parroquias de la diócesis, asistieron a la misa presidida por el obispo. Durante la misma Demetrio Fernández habló de su experiencia en la visita pastoral cuando ha tenido la ocasión de visitar a los enfermos. “Cuánta alegría hay en el corazón de esa ancianita, o de ese cáncer terminal o de ese joven, porque la enfermedad no conoce edades, y allí el párroco y los voluntarios le visitan, le llevan la eucaristía, la fortaleza de Jesús en la comunión” afirmó el prelado.
salud
Voluntarios de la Pastoral de la Salud en la Catedral./Foto: MCS

Otro de los aspectos que destacó el obispo radicó en que se trata de “una gran tarea que realiza la Iglesia de manera casi silenciosa, casi sin que se note” y que la llevan a cabo cientos de personas, “ministros de la comunión” que en el domingo visitan a los enfermos, les llevan la sagrada comunión y los consuelan. A estos voluntarios, Demetrio Fernández los animó a “seguir adelante con esta tarea porque es una tarea que Jesucristo ha hecho continuamente en el evangelio. Es una tarea típicamente cristiana el acercarse a todos los que sufren de cualquier dolencia y llevarles el consuelo de Cristo que ha vencido a la muerte”.
Encuentro con los novios
Novios 2
Novios en la misa de la Catedral./Foto: MCS

Por otra parte, la Delegación diocesana de Familia y Vida celebró en la Catedral el Encuentro Diocesano de Novios. Una actividad en la que participaron siete parejas a las que el obispo impartió la bendición durante la eucaristía del pasado domingo, 11 de febrero, fecha cercana a la fiesta de San Valentín. En su homilía, el prelado les deseó: “que el Señor os conceda que esta etapa de vuestra vida sea una etapa de santificación, de conocimiento mutuo, de vivir santamente esta relación tan bonita con la que Dios en este momento os acompaña”.