Agrupación: "Es una nueva agresión a los símbolos sacros"


La entidad representativa de las hermandades emite un comunicado en el que se hace eco de la reciente sátira de la revista El Jueves hacia la Virgen de la Paz

Cuaresma devotos Agrupación
María Santísima de la Paz y Esperanza./Foto: Jesús Caparrós

Un fotomontaje en el que se puede ver al ex ministro Jorge Fernández Díaz arrancando una medalla a la Virgen cordobesa de la Paz y Esperanza (confundida con la del Amor de Málaga), publicado por la revista satírica El Jueves desataba la polémica, hace unos días. Hasta tal punto que la propia cofradía de Capuchinos emitía un duro comunicado. En el mismo, la hermandad mostraba “públicamente su absoluto rechazo e inequívoca protesta ante este ataque sufrido, así como el cristiano perdón a quienes tan innecesariamente nos han ofendido, estando en estudio de la respuesta jurídica adecuada mediante la interposición de las acciones judiciales pertinentes”.
Rápidamente, cofrades e instituciones se solidarizaban con la cofradía de Capuchinos. La última en mostrar su repulsa ha sido la Agrupación de Hermandades y Cofradías. En un comunicado, la entidad representativa de las hermandades ha puesto de manifiesto “su rechazo a los insultos que reciben los titulares de nuestras hermandades, por parte de medios de comunicación que adoptan posturas contrarias a la consideración que merecen las imágenes sagradas”.
En ese sentido, desde la institución que preside Francisco Gómez Sanmiguel considera que “hacer partícipes a las imágenes de montajes fotográficos donde aparecen adoptando un papel protagonista que se traduce en mofa y escarnio, deriva en pesadumbre para los cofrades y creyentes en general”. De tal forma que estos “ven así una nueva agresión a sus símbolos sacros, tal y como ha expresado la hermandad de la Paz en un reciente comunicado respecto al uso de su titular para figurar en viñetas humorísticas”.
Finalmente, la Agrupación ha mostrado su total apoyo a las consideraciones manifestadas por dicha hermandad “y condena estas recurrentes faltas de respeto hacia los titulares de las hermandades”.