La despedida cofrade a García Baena en Los Dolores


Responso a Pablo García Baena en San Jacinto. Dolores
Responso a Pablo García Baena en San Jacinto. /Foto: JC

El poeta Pablo García Baena quería que su funeral fuera en la iglesia de San Jacinto, donde se venera a la Virgen de los Dolores, una devoción a la que dedicó nada menos que cuatro poemas. Por razones de espacio la misa se ha celebrado en la parroquia de San Miguel, pero terminada ésta se ha trasladado el féretro hasta la plaza de Capuchinos donde se le ha dedicado un responso.
El consiliario de la hermandad de los Dolores, párroco de San Miguel y vicario general de la Diócesis, Francisco Jesús Orozco, ha sido el encargado de dirigir este responso que ha comenzado preguntándose “qué tendrá el abrazo de una madre para que Pablo quisiera que su despedida fuera ante la Virgen de los Dolores”.
De entre los poemas de García Baena dedicados a la Virgen de los Dolores, Orozco ha elegido la Letanía de la ciudad de Córdoba a Nuestra Señora de los Dolores para que su voz poética resonara en la nave de San Jacinto. Sobre este poema dijo que “muchas veces habló de la Virgen de los Dolores, pero sin duda, uno de sus momentos de vuelo de alma más hermosos fue escribiendo las bellísimas letanías que dedicó a la Virgen en el XXV aniversario de su coronación canónica” en 1990 como colofón de la exaltación que hizo por tal motivo.
En el altar mayor de la iglesia ha estado el bacalao de la hermandad y han sido miembros de la cofradía quienes han entrado el féretro hasta el presbiterio. En las primeras bancas del templo han estado los sobrinos y sobrinos nietos de García Baena quien, además de miembro de la cofradía, de la que era Hermano de Honor, era un asiduo a todos los cultos, así como a su misa dominical. También ha asistido la consejera de Justicia e Interior de la Junta, Rosa Aguilar, y el delegado de Cultura, Francisco Alcalde, ambos también hermanos de los Dolores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here