La Virgen de la Caridad dobla su cuadrilla


La 'igualá' dirigida por el capataz Juan Manuel Cabello ha tenido lugar este martes

Caridad
Cuadrilla de María Santísima de la Caridad./Foto: LVC

En martes, como el día de salida, la cuadrilla de costaleros de María Santísima de la Caridad ha tenido su primera toma de contacto del año. El motivo no era otro que la igualá. Dirigida por su capataz Juan Manuel Cabello, la misma se ha desarrollado en la línea de los último años y ha dejado como fruto algo más de 65 miembros. En consecuencia, se dobla el número de personas que portarán a la bella dolorosa que esculpiera Miguel A. González Jurado. Realizada en la casa de hermandad, los costaleros visitaron previamente a los titulares de la cofradía en su capilla.
Costaleros Caridad
Cuadrilla de María Santísima de la Caridad, en la iglesia de San Andrés./Foto: LVC

El resultado de la igualá da cuenta de la labor realizada por Cabello y su equipo, que han dotado al palio de San Andrés de una cuadrilla muy estable. Y es que cabe recordar que el capataz reconocía, en unas recientes declaraciones para La Voz, que “siempre estamos buscando la mejor forma de andar, tener mejor preparados a los costaleros”. Y recordaba que “comenzamos con 45 costaleros y ahora tenemos 70”.
Otro de los aspectos que subrayaba el capataz de la Virgen de la Caridad radicaba en la búsqueda constante de “una mayor implicación personal de los integrantes de la cuadrilla para con la hermandad”. Para ello, se celebró el pasado mes de diciembre la primera toma de contacto, con la mirada puesta en el Martes Santo. Una convivencia que estuvo marcada por la notable participación de los costaleros como del hermano mayor -Juan Luis Merchán- y varios miembros de su junta de gobierno.
A todo ello hay que sumar que éste será el octavo año de Cabello como capataz. Se trata, por tanto, de más de dos décadas como costalero y miembro del equipo de capataces. Un espacio de tiempo que le ha permitido ser testigo de excepción de la evolución de un grupo humano, en el que aún permanecen costaleros históricos de la Virgen.