“Manuel quería tanto a la Inmaculada, que llamó a su hija así, Inmaculada”


Manuel
Salida del Niño Jesús de la Compañía./Foto: David Pinto

Si al mediodía del primer día del año no cabía un alma en la iglesia de El Salvador y Santo Domingo de Silos, para dar el último y multitudinario adiós a Manuel Martínez Lagares (la misa de nueve días por el sufragio de su alma se celebrará el martes 9 de enero, a las 20:00 horas en parrouia de la Trinidad); un día más tarde, en la soledad del templo jesuita, la primera levantá del Niño Jesús ha dejado, probablemente, el momento más emocionante de la procesión.

Y es que la cuadrilla que comanda Lázaro Tena ha elevado al Divino infante, tras unas emotivas palabras del capataz, en que las que ha recordado que, “Manuel quería tanto a la Inmaculada, que llamó a su hija así, Inmaculada”. Un recuerdo, sin duda, muy especial por parte de la cofradía que dirige Enrique León.
Niño Jesús en la plaza de la Compañía./Foto: David Pinto

No ha sido la única muestra de cariño que, desde que se conociera la noticia de su fallecimiento, han tenido las hermandades. Y es que han sido muy numerosas las corporaciones que se han lamentado de la pérdida de Manuel y han mostrado su afecto a la familia. A ello hay que sumar las sentidas palabras que el colaborador de La Voz de Córdoba, Víctor Olivencia tenía para él: “El dorado de la urna del Santo Sepulcro parece que hoy brilla menos de lo habitual, urna que está vacía porque quien una vez estuvo dentro salió. Esa es la esperanza que tenemos, esa es la petición que hoy elevamos muchos, para nuestro amigo Manuel”.

Unas palabras que, junto a las del capataz del Niño Jesús, han resonado como un eco en la Compañía, mientras -frente al paso- la Inmaculada Concepción observaba atenta. Pues Manuel ya descansa junto a ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here