El premio de Magisterio "defiende la vida y la libertad de la mujer"


El obispo califica la iniciativa de "muy bonita" y afirma que "no debemos admitir ninguna dictadura que recorte la libertad”

El obispo de Córdoba, monseñor Demetrio Fernández, ha valorado la convocatoria del premio Madre y Maestra de Vida por el Centro de Magisterio Sagrado Corazón como una iniciativa que “defiende a la vida y a la libertad de la mujer”, porque si una mujer en el ejercicio de su libertad decide abortar, “todos le apoyan; pero si una persona en el ejercicio de su libertad decide ir adelante con su embarazo: silencio en la escena”.

El obispo, durante la misa celebrada en Magisterio
El obispo, durante la misa celebrada en Magisterio. /Foto: LVC

El premio, que ha contado con la aprobación del obispo de Córdoba, quiere promover el derecho y el respeto a la vida humana y es considerado una iniciativa “muy bonita” por monseñor Demetrio Fernández, ya que “es un premio a la libertad de la mujer y no debemos admitir ninguna dictadura que recorte la libertad”. Este premio, “alienta, sostiene y acompaña a quien libremente une libertad y defensa de la vida” en su decisión y “lleva adelante su embarazo porque prefiere la vida a la muerte”, ha explicado el Obispo.
El apoyo a la “libertad de la mujer embarazada que ama la vida de su hijo”, es el fundamento en que se instituye el premio Madre y Maestra de Vida del Centro de Magisterio Sagrado Corazón, ha explicado el prelado.
El obispo de Córdoba, mantiene que la Iglesia y una institución como el Centro de Magisterio Sagrado Corazón expresan así su apoyo, ofreciendo “una mano que llegará no solo a la persona que sea premiada sino que llegará a muchos y muchas universitarias que se darán cuenta de que la vida merece la pena jugarla a favor y no en contra de ella”.
Las bases del Premio Madre y Maestra de Vida en ningún momento fomentan la concepción en el periodo universitario de las mujeres, sino que viene a reconocer una circunstancia que en el algún momento puede llegar a afectar a algunas de ellas. De esta forma, la Iglesia apoya el derecho a la vida y acompaña a la mujer embarazada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here