El Seminario canta a la Virgen de la Esperanza


Esperanza
Los seminaristas, junto a la Virgen de la Esperanza./Foto: Rafael A. Ojeda

La jornada de este lunes ha sido especialmente intensa para algunas hermandades cordobesas. Entre ellas, la de la Esperanza celebraba la onomástica de su hermosa Virgen, por medio de la celebración del tradicional besamanos. El mismo reúne cada 18 de diciembre a cientos de cordobeses en torno a la imagen que realizara Juan Martínez Cerrillo.
Uno de los momentos más especiales se produjo al final de la jornada, cuando un nutrido grupo de integrantes del Seminario Menor se congregaba alrededor de la imagen de María Santísima de la Esperanza. Junto a ellos estaban  algunos de los responsables de la institución sacerdotal (como era el caso del vicerrector del Seminario, Juan José Romero Coleto). Los chicos cantaron con profunda devoción a la Virgen para, acto seguido, rezarle la Salve. Un momento de íntima espiritualidad, que puso el broche de oro a un inolvidable día en la parroquia de San Andrés Apostol.

Una devoción que pasa de abuelas a nietas
El día de la Esperanza dejó más detalles en el templo fernandino. Y es que, una de las personas que acudieron a su ineludible cita con María Santísima fue Esperanza quien, “antes de llegar al trabajo tenía que venir a verla”. Visiblemente emocionada, esta devota explicaba que “llevo viniendo toda la vida”. Y además desvelaba que, “desde que era pequeña me traía mi abuela y, por eso, intento no faltar”. Para ello, “se cuadran los horarios cómo haga falta”, aunque reconocía que “algunos años es difícil. Pero no puedo dejar de venir a felicitarla en su día”.
Dos muestras de fe, devoción y tradición, que han venido a mostrar el amor que Córdoba siente por una de sus grandes advocaciones marianas, y por la Virgen de San Andrés en particular, la de la Esperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here