"El Carpio se vistió de las fiestas más grandes que ha conocido en su historia"


La Virgen de la Cabeza de la localidad del Alto Guadalquivir ha recorrido buena parte de las calles de Córdoba durante el fin de semana

El Carpio
La Virgen de la Cabeza Coronada en la Catedral de Córdoba./Foto: LVC

Córdoba cerrará este 2017 como uno de los años que pasarán a la historia de las cofradías. Con el traslado de la carrera oficial a la Catedral y su entorno, el templo mayor ha sido testigo de la última procesión del año. Y la imagen no era de la capital, sino de la localidad de El Carpio. Ya que la hermandad de la Virgen de la Cabeza del municipio del Alto Guadalquivir acudía a Santa María de la Asunción, como acción de gracias por la coronación pontificia que la imagen recibía el pasado mes de octubre.
“Habéis querido venir a la Catedral, para dar gracias a Dios por este acontecimiento”, ha señalado el obispo durante la homilía. El prelado ha mostrado su afecto y agradecimiento a la hermandad y a las autoridades, que se han dado cita en el templo mayor. Entre ellas, la alcaldesa de El Carpio.

Demetrio Fernández ha subrayado “el mimo con que habéis realizado todos los actos. El Carpio se vistió de las fiestas más grandes que ha conocido en su historia, para honrar a esta imagen de la Virgen”. En este sentido, el obispo ha explicado que “las imágenes tienen este valor”, ya que acercan a la persona que veneramos. Y ha tenido palabras de reconocimiento para el coro y la orquesta de la localidad del Alto Guadalquivir, que ha interpretado en la Catedral, la misa que compuso para la coronación.
Finalmente, el prelado ha reconocido el recorrido que la hermandad carpeña ha realizado, durante el fin de semana, por algunos de los templos más emblemáticos de la ciudad. Y ha puesto de manifiesto que “afloran en vosotros los sentimientos más hondos de la devoción a la Virgen María”. Por lo que ha pedido que “esta coronación deje huella en vuestro corazón”.