El calendario de ensayos de la Misericordia


Las cuadrillas que dirigen José Manuel Maqueda y Enrique Garrido tienen programadas nueve fechas, entre los meses de enero y marzo

Mártires
De izquierda a derecha: Antonio Varo, Leopoldo Tena, José Manuel Maqueda, Joaquín de Velasco, Antonio Leiva y Enrique Garrido./Foto: Jesús Caparrós

La hermandad de la Misericordia ha anunciado las fechas, en que se celebrarán las igualás y ensayos de los costaleros del Cristo de la Misericordia y la Virgen de las Lágrimas en su Desamparo. Las citas comenzarán el próximo 19 de enero, con la cuadrilla del palio, y concluirán el 16 de marzo, con la del crucificado.
Los costaleros que dirige José Manuel Maqueda se reunirán por primera vez el viernes 2 de febrero. Tras la igualá, la cuadrilla llevará a cabo cuatro ensayos: los días 16 y 23 de febrero, así como el 9 y el 16 de marzo. Mientras que Enrique Garrido tiene previsto el primer contacto el viernes 19 de enero, para proseguir con tres ensayos que se celebrarán el 2 y el 23 de febrero, además del 2 de marzo.
Cabe destacar que la hermandad de San Pedro cuenta con dos capataces, que están muy consolidados en la cofradía. En el caso de Maqueda, la apuesta de la corporación por un ‘hombre de la casa’ ha dado como resultado un grupo humano muy compacto, que se refleja cada año en el andar del Cristo de la Misericordia, en una progresión continua cada Miércoles Santo.
En cuanto al capataz del palio se refiere, Garrido es uno de los responsables que han gozado de más prestigio durante los últimos años. En una etapa marcada por la madurez, su buen hacer al frente de los pasos le ha llevado a contar con la confianza de numerosas cofradías. Así, en la Buena Muerte ha sido -durante bastantes años- titular de la cuadrilla que portó al crucificado de Castillo Lastrucci, mientras que en la actualidad dirige a los costaleros de la Reina de los Mártires. A ello hay que sumar su mando al frente de la Conversión, Cristo de la Universidad, Virgen de la Presentación, la propia de las Lágrimas y la Soledad.