La Expiración obtiene el Año Jubilar


El obispo, junto a los representantes de la hermandad de la Expiración./Foto: LVC

La hermandad de la Expiración vivirá uno de los años más importantes de su historia en 2018. Ello se debe a la conmemoración del centenario de la reorganización de la cofradía, así como la del 25 aniversario de la coronación canónica de Nuestra Señora del Rosario. Dos efemérides de primer nivel, que han obtenido el reconocimiento de la Iglesia, por medio de la concesión del Año Jubilar a la corporación del Viernes Santo. El documento que acredita la misma ha sido entregado por el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, al hermano mayor de la Expiración, José Luis Cerezo.
El máximo responsable de la Expiración ha destacado el “honor que supone para nosotros estar hoy aquí, para recibir este decreto”. Y ha destacado que el Año Jubilar supone todo un “reconocimiento a la devoción del Cristo de la Expiración”. Asimismo, ha agradecido a la diócesis y al obispo, “porque forman parte importante de la historia de nuestra hermandad”. Una gratitud que ha hecho extensiva a la comunidad claretiana y, por ello, ha desvelado que ambas instituciones eclesiales serán parte importante en los actos de celebración del centenario.
Otro de los aspectos que ha puesto en valor ha sido la conmemoración del aniversario de la coronación de la Virgen del Rosario. En especial, Cerezo ha recordado con especial cariño al que fuera obispo de Córdoba, José Antonio Infantes Florido. Y ha subrayado que fue la primera imagen mariana a la que se coronó en la Catedral de Córdoba. Mientras que diputado de Evangelización de la hermandad, Manuel del Rey, ha inicido en los aspectos formativos, espirituales y caritativos que llevará a cabo la corporación. “Queremos que la obra social lleve el sello cristiano, la promoción de la fe”. En este sentido, ha anunciado los dos proyectos fundamentales. Estos serán la colaboración con la ONG de los claretianos, en una iniciativa que se desarrollará en Argentina, con niños a los que se ayudará a su desarrollo físico e intelectual. A su vez, el segundo consistirá en la ayuda económica a seminaristas, por medio de una beca para que prosigan sus estudios.
El obispo ha agradecido a la cofradía “todo el trabajo que esto lleva consigo. No solo la preparación, sino la celebración de estos actos y proyectos”. Y ha mostrado su satisfacción por la labor asistencial que se ha previsto. Y ha concluido subrayando el fervor que despiertan las veneradas imágenes en el pueblo de Córdoba.
Traslados a la Catedral
Cabe recordar que la Expiración vivirá dos grandes momentos en 2018, que tendrán al templo mayor como referencia. El primero de tales acontecimientos se producirá el 4 de febrero de 2018, cuando el Cristo de la Expiración y María Santísima del Silencio presidan la función principal de sus cultos en la Catedral. El segundo gran evento en el templo catedralicio tendrá como protagonista a Nuestra Señora del Rosario en sus Misterios Dolorosos. Su llegada a Santa María de la Asunción se llevará a cabo el 7 de octubre del próximo año, con motivo de la celebración de la fiesta de regla de la hermandad de San Pablo.
Otro Año Jubilar
El pasado mes de noviembre, el Palacio Episcopal era el enclave escogido para anunciar la concesión de un Año Jubilar para Priego de Córdoba. El mismo ha sido promulgado con motivo del 425 aniversario de la fundación de la hermandad del Nazareno de la localidad de la Subbética. De tal manera que el obispo mostraba su “alegría” por este acontecimiento, poniendo de relieve la enorme devoción que despierta la imagen y que, gracias a este Año Jubilar, “lo será mucho más”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here