La oración se hizo poesía a la Virgen del Carmen


Francisco Mellado conjuga poesía y oración en una bella exaltación a la Virgen del Carmen de San Cayetano

Carmen
Francisco Mellado./Foto: LVC

(Joaquín de Velasco). Mellado fue presentado por Juan José Cas, quien fuera hermano mayor del Caído y presidente de la comisión para la coronación canónica de la Virgen del Carmen. El presentador glosó con brevedad y cariño la trayectoria y figura del exaltador.
El orador comenzó su alocución con una poesía que reflejaba los gozos de la Madre del Carmelo, para continuar en prosa poética relatando la historia de la devoción en el mundo y en Córdoba en particular.
Preñando la alocución de versos en homenaje a la Reina de la Capa Blanca, repasó la procesión de julio y el momento de su coronación canónica, hace cinco años., concluyendo esta parte con una bella salve que provocó la primera ovación.
El escapulario, y a través de él el espíritu carmelitano, ocupó una parte importante de la intervención. Recordó el auxilio continuo de la Virgen. Aludió al fallecimiento de emigrantes en la travesía en patera. ,a los que puso simbólicamente a los pies de María.

Continuó reflexionando sobre el nombre de Carmen, y sobre la importancia de la advocación para sus hijos. Con una hermosa adaptación poética de la Salve, en la que engarzó peticiones y elogios a la Virgen del Carmen, concluyó esta parte.
El pregonero comentó su llegada a la cofradía tras su refundación. Recordó entonces a su abuela, y señaló la importancia de las abuelas en la transmisión de las devociones. Su impagable labor callada y sencilla. «Esta religiosidad popular, transmitida de padres a hijos, de abuelas a nietos, es un patrimonio inmaterial que nunca debe perderse», dijo Mellado.
Una bella evocación en verso de la procesión sirvió para concluir una exaltación mayúscula, que en contra de lo habitual en estos casos, se hizo corta para el oyente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here