Un año de visitas muy especiales


Las imágenes de la Nazarena, de la Caridad y de la Esperanza son algunas de las que han incluido puntos muy especiales en los itinerarios de sus actos piadosos

Esperanza
María Santísima de la Esperanza en la Catedral./Foto:: LVC

El próximo 8 de diciembre, la imagen de María Santísima de la Esperanza acudirá, en su rosario de la aurora, a la capilla hospitalaria de Jesús Nazareno. Un acontecimiento que pondrá el broche a un año, marcado por visitas muy especiales y cargadas de simbología para las hermandades cordobesas.
Villaviciosa
Villaviciosa
Nuestra Señora de Villaviciosa./Foto: Rafael A. Ojeda

Aunque es ya tradicional, la llegada de la Virgen de Villaviciosa a Jesús Nazareno es siempre un momento cargado de emoción. Así lo constató el pasado mes de septiembre, la hermana mayor de la cofradía gloriosa cuando, una vez en el interior del oratorio, contempló con gran recogimiento a la impactante titular mariana de la cofradía con la que guardan los estrechos lazos devocionales que legó e Padre Cristóbal.
Nazarena
mayor visitas
María Dolores Zamora, ante María Santísima Nazarena./Foto: Rafael A. Ojeda

Unos vínculos que, el día anterior, quedaban refrendados con otra de las visitas que, en su segundo año, ya cuenta con una gran aceptación en el mundo cofrade. Y es que, en su rosario, la imagen de María Santísima Nazarena se adentraba en San Lorenzo, donde la Virgen de Villaviciosa la esperaba en su paso.
Fátima
Hermanos mayores de Fátima y de la O./Foto: Jesús Caparrós

Otra de las visitas cargadas de significado fue la que realizaba la hermandad de Fátima a la iglesia de la Aurora (el otro templo de su barrio, donde la esperaba María Santísima de la O. Con motivo del centenario de las apariciones, el rosario extraordinario devolvía el gesto que, un año antes, realizaba la prohermandad de la O.
Caridad
María Santísima de la Caridad en el Juramento./Foto: Rafael A. Ojeda

La Virgen que escupiera Miguel Ángel González Jurado, al fin pudo acudir el pasado mes de octubre a la iglesia del Juramento. La hermosa dolorosa del Buen Suceso fue depositada a los pies de San Rafael, y se ofreció una misa marcada por la profunda espiritualidad del momento.
Carmen Coronada
semana
Nuestra Señora del Carmen Coronada a los pies de San Rafael, en la iglesia del Juramento./Foto: Rafael A. Ojeda

Pocos días más tarde, la imagen de Nuestra Señora del Carmen Coronada era la que cruzaba el umbral del Juramento, para rendir pleitesía al Arcángel. Y ello rodeada por centenares de devotos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here