Así entró en el cementerio la Virgen del Carmen de Rute



La festividad de Todos los Santos de 2017 quedará grabada en la historia de Rute. Y es que María Santísima del Carmen, que partió de su santuario en rosario matutino extraordinario hacia el santuario de Nuestra Señora de la Soledad, visitó posteriormente el cementerio parroquial de San Cristóbal, en el que se vivieron momentos históricos de emoción entre los ruteños y visitantes.

Y es que como narra Jesús Manuel Redondo, tras el paso de la Virgen por la calle Fresno -donde fue recibida por los feligreses del barrio alto ruteño con colgaduras al paso de la Virgen-, la patrona de Rute enfiló la calle de Nuestra Señora de la Soledad para llegar finalmente a la explanada del cementerio de San Cristóbal donde, en un precioso altar elegantemente dispuesto por la comisión de coronación, miembros de la junta de gobierno de la Archicofradía de María Santísima del Carmen y cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, ya esperaba a la Patrona de Rute esta imagen dolorosa, esplendorosamente ataviada por su grupo de camareras, dando lugar a una instantánea que será inmortalizada en la retina de los ruteños: Nuestra Señora de la Soledad y la Patrona de Rute presidiendo simultáneamente la misa de la festividad de todos los Santos.

Una vez finalizó la celebración eucarística y con el eco de los hermosos cantos de los hermanos de la aurora, el trono fue portado por los hermanos de varal de Nuestra Señora de la Soledad. En ese instante vivió uno de los momentos de espiritualidad, de fervor y de fe cristiana más importantes de la historia de la patrona: la visita de ésta al interior del cementerio parroquial de San Cristóbal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here