Antonio Varo recorre la historia de la Juventud Cofrade


El cofrade Antonio Varo abre con una conferencia los actos del Encuentro Nacional de Jóvenes Cofrades

Antonio Varo
Antonio Varo./Foto: JOHC

(Joaquín de Velasco). Con un discurso breve y directo, dirigido en singular a cada uno de los jóvenes que componían la audiencia, Antonio Varo desglosó en su alocución las características de los jóvenes cofrades en Córdoba. Comenzó destacando la incongruencia de militar en una cofradía y no sentirse vinculado a la Iglesia. Repasó las finalidades de cualquier hermandad, basadas en el culto, la protestación de fe y la práctica de la caridad, y recordó que jóvenes ha habido siempre en cofradías, aunque su labor fuera menos conocida al contar con menos medios que en la actualidad. Rogó por la continuidad de ese espíritu cofrade en la madurez, y alertó del riesgo de que, pasada la juventud, se abandone la hermandad.
Apoyado en una proyección de fotografías antiguas, repasó la acción de los más jóvenes en las cofradías cordobesas, el impulso de las Hermandades del Cristo de Gracia y la de la Expiración, la eclosión de los costaleros, y el aluvión de gente joven que esto atrajo.
El ponente evocó, como poco antes había hecho el concejal David Luque, el primer congreso de jóvenes cofrades de Córdoba, organizado en 1984 por el Resucitado, y la formación de los primeros grupos jóvenes dotados de gran dinamismo.
Por último, recordó que el único fin de los jóvenes cofrades, igual que el de sus mayores, no es otro que servir a la cofradía y, a través de ella, a la difusión del Evangelio.