Cuando la catequesis es creativa


Los niños que se preparan para la primera comunión en el colegio de las Esclavas reciben el testimonio de laicos pertenecientes a distintos grupos de la Iglesia

IMG 6337
‘Marcha por la Paz’ del Colegio de las Esclavas del Sagrado Corazón. /Foto: LVC

¿Cómo mostrar a niños de siete y ocho años que la Iglesia no es un edificio, ni el conjunto de curas y monjas, sino algo mucho mayor? El grupo de catequistas quiso apartarse por un momento de los textos formativos y explicarlo de una forma más práctica. Para ello reunió a cuatro personas de colectivos muy distintos, que se sometieron a las preguntas de los chicos y les mostraron cómo se puede ser miembro activo de una iglesia desde ámbitos muy diferentes.
Emilio es miembro del equipo de Cáritas de la parroquia de la Trinidad, y desglosó a la audiencia infantil su labor de voluntariado. Cómo esa institución ayuda al necesitado, y la manera en que cada uno puede colaborar con su tiempo y esfuerzo.
Fernando forma parte de los equipos ACI. Bajo estas siglas latinas (Ancilla Cordis Iesus) se ampara un grupo de voluntarios que tienen a su cargo la formación de los jóvenes desde que toman la primera comunión hasta que inician la preparación para la confirmación. Completan así una etapa que suele presentar una laguna en el acercamiento a la Iglesia, y lo hacen de forma lúdica, combinando actividades como campamentos y juegos con charlas sobre aspectos de la fe.
Jesús es uno de los encargados del Hogar de Nazaret. En él encuentran acogida y formación los jóvenes que, por diversos motivos, no tienen un hogar familiar en el que vivir. Los niños, que provienen de familias desectructuradas, padres ingresados en instituciones penitenciarias, o con problemas de adicciones, encuentran el calor familiar de una institución de la Iglesia. Con el tiempo, algunos de los chicos que han pasado por los pisos de acogida ha regresado de adulto, como voluntario, para colaborar en esa tarea.
Joaquín es colaborador en diversos medios de comunicación, en la información relacionada con las hermandades y cofradías. A través de la televisión de la Catedral acerca las celebraciones y procesiones a quienes, por edad, estado de salud o distancia no pueden vivirlas en las calles de la ciudad. Les explicó a los infantes cómo las cofradías son movimientos de Iglesia que dan testimonio de su fe mediante una catequesis plástica, y además ayudan a los necesitados con su obra social, y citó como momentos más gratificantes de su tarea los mensajes de personas que están muy lejos, y pueden vivir la semana santa a través de las retransmisiones.
Una forma creativa y diferente de mostrar a los niños que la Iglesia se compone de miembro muy diversos,y cada uno puede encontrar un espacio en el que colaborar con ella y vivir y transmitir la fe.