La reivindicación de un cordobés de a pie


El hermano de Cristo de Gracia, José Espejo, presenta el libro 'Un Dios de maíz', donde narra el origen del crucificado al que se rinde culto en Trinitarios

El salón de actos del centro parroquial de la Trinidad Carmen Márquez Criado ha acogido este viernes la presentación del libro, Un Dios de maíz. Escrito por el que fuera hermano mayor de Cristo de Gracia (1993-1997), José Espejo, el recinto ha estado abarrotado de cofrades y amigos del autor. Una cálida presentación que se enmarca dentro de los actos organizados por la conmemoración del 400 aniversario de la llegada del crucificado a Córdoba. Y que ha servido para que vea la luz una obra sobre los orígenes de la hechura del Cristo de Gracia, a través de la mirada de Andrés Fernández Lindo, quien encargara la imagen.
Para la presentación del libro se han dado cita el responsable del centro parroquial, Rafael Mariscal; el hermano mayor de Cristo de Gracia, Ricardo Rojas; el miembro de la junta de gobierno de la cofradía de los Trinitarios, Álvaro Espejo; el hermano y presentador del autor, Rafael Herencia; así como el propio escritor. Ante la presencia de representantes de la Agrupación de Cofradías, de otras hermandades y de la vida política, como el edil del PP Luis Martín; el acto ha estado marcado por un análisis del perfil del novelista y de su obra. De ésta, Álvaro Espejo ha destacado su originalidad, mientras que ha destacado que era deseo de los responsables de la corporación que se presentase durante la celebración del centenario.
Uno de los momentos más emotivos ha tenido lugar con la intervención de Herencia, al que le une una estrecha amistad con Espejo. El presentador ha subrayado que “éste es un momento de fiesta y, por ello, hay que celebrarlo”. Asimismo, ha destacado que la publicación “es muy especial”, para poner de relieve la tenacidad y el buen hacer del autor, durante la escritura de la misma. Uno de los aspectos más interesantes que ha resaltado Herencia ha radicado en su análisis de la novela. De ella ha señalado que “tiene olor, calor y sabor a vida”; mientras que su lectura es amable y cercana. Y ha aprovechado para reivindicar la estructura de los personajes que ha elaborado Espejo. En especial, Andrés Fernández Lindo, quien hiciera las américas y encargara la imagen que, en la actualidad, se venera en Padres de Gracia.
“En el libro se reivindican a los personajes de a pie, donde los valores humanos son los protagonistas”, ha explicado Herencia. Éste se ha emocionado en la parte final de su presentación, donde ha establecido un paralelismo entre la figura de Espejo y Fernández Lindo.
Finalmente, Espejo ha desgranado las claves principales de una obra, que comenzó a escribir en 2015. Tras mostrar su gratitud al presentador y el resto de miembros de la mesa, el autor de Un Dios de maíz ha explicado las motivaciones, pretensiones, aspectos formales y contenido de la obra. Apoyado por contenido multimedia, el escritor ha mostrado además algunas e interesantes peculiaridades de imágenes realizadas con caña de maíz y a llevado a cabo una descripción de Andrés Fernández Lindo, un cordobés de a pie.