Córdoba contra la trata de seres humanos


La iglesia de las Esclavas del Sagrado Corazón acoge un encuentro de oración y sensibilización, en el que intervendrán mujeres y niñas, que han sido víctimas de esta lacra

trata
Escenificación de la trata de personas./Foto: LVC

En el marco del Día europeo contra la trata de seres humanos, la Iglesia de Córdoba dará muestra de su compromiso en la lucha contra esta lacra de nuestros tiempos. Y lo hará por medio de un encuentro de oración y sensibilización, que tendrá lugar en la iglesia de las Esclavas del Sagrado Corazón, a partir de las 19:00 horas de este miércoles. Auspiciado por a Comisión Episcopal de Migraciones, la Delegación diocesana de Migraciones, Adoratrices Fuente de Vida, Amaranta Fundación de Solidaridad y la Fundación Educativa; el acto contará con un vídeo del Papa Francisco, un mensaje del responsable de la sección de trata de la Conferencia Episcopal Española, Juan Carlos Elizalde; así como la intervención con mujeres y niñas y niños victimas de trata.
Iglesia de las Esclavas./Foto: LVC

Y es que con motivo de este Día Europeo, las organizaciones de Iglesia que acompañan a las personas víctimas de trata (Confer, Justicia y Paz, Cáritas, Amaranta y Cruz Blanca) recuerdan el principio establecido en el artículo 4 de la Declaración de los Derechos Humanos en 1948, donde se señala que “nadie podrá ser objeto de esclavitud o servidumbre; la esclavitud y el comercio para la esclavitud están prohibidos en cualquiera de sus formas”. En este sentido y a pesar de que han transcurrido casi 70 años de la Declaración, “denunciamos que esta esclavitud no ha desaparecido, sino que la hemos invisibilizado”.
Los datos sobre esta lacra resultan esclarecedores. En la actualidad, en el mundo se trafica cada año con miles de personas para extraerles órganos y comercializar con ellos. Lejos de disminuir, se trata de un problema que va en auge. Y es que estas organizaciones eclesiales denuncian que existen niños y niñas soldados que son obligados a tomar un fusil, y personas con discapacidad explotadas en la mendicidad, al tiempo que aumenta la trata de mujeres forzadas a ejercer la prostitución. Mientras, “los ingentes beneficios generados por estas actividades se blanquean en paraísos fiscales que operan con el beneplácito de la comunidad internacional”.
Otro de los aspectos que ponen de relieve radica en que la explotación sexual es una de las formas más graves de esclavitud del siglo XXI, ya que genera un movimiento económico diario de grandes dimensiones y que deja miles de víctimas en el camino. Y no dudan en subrayar que España es uno de los primeros países de Europa consumidor de sexo y prostitución y, “en los últimos años estamos observando cómo aumenta el número de víctimas de trata españolas. No podemos acostumbrarnos a ver esta práctica como algo normal, ni permanecer indiferentes ante la cosificación de lo más sagrado, como es la vida humana en toda su dimensión de libertad y de dignidad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here