El obispo se emocionó durante el Encuentro de Laicos



El Encuentro diocesano de Laicos ha sido uno de los grandes acontecimientos de las últimas décadas para la diócesis de Córdoba. Es por ello que el obispo ha atendido a La Voz y ha transmitido su valoración sobre este multitudinario evento. El prelado ha destacado que fue “una jornada muy completa”, que se inició a primera hora de la mañana en el colegio Trinidad. Y ha subrayado que “fue un día grande, que se preparó con mucho esmero”. En este sentido, Demetrio Fernández ha destacado que, al frente estaba la Delegación diocesana de Apostolado Seglar y el vicario general, “pero han contado con muchos colaboradores”.

El obispo visita a los participantes en la jornada matinal./Foto: Luis A. Navarro

Demetrio Fernández ha realizado un repaso por los diferentes actos realizados durante el Encuentro. Por este motivo, el obispo ha destacado que ya la oración inicial “nos centró en lo que veníamos a hacer”. Y ha subrayado el papel de los jóvenes, que “tuvieron un gran protagonismo en tres momentos: al comienzo, en la procesión y en el concierto“. Asimismo, el prelado ha puesto de relieve que, en la parte matinal, se pudo profundizar en los temas (familia, educación, caridad, identidad del laico) que, previamente, se habían venido trabajando durante más de un año. “La mañana dio de sí mucho y quedé muy contento” porque los formatos fueran testimoniales. De hecho, el pastor de la diócesis ha recalcado la importancia de ver las ideas, reflejadas en personas que comparten su experiencia de encontrar en la fe la razón y la alegría.

Una tarde para la historia

Momento del Encuentro en la plaza de Toros./Foto: Luis A. Navarro

Sobre la jornada de la tarde, el obispo ha desvelado que “pedimos al Señor que nos diera un buen día y nos lo dio”. Y ha destacado que “la entrada en la plaza de toros fue apoteósica”. Así ha recordado lo “emocionante” que fue la llegada de la Virgen de la Fuensanta entre aplausos, al igual que el que recibió el Santísimo.
El obispo durante la celebración en la plaza de toros./Foto: Eva M. Pavón

Otros aspectos que ha ponderado el prelado fue el papel del coro y la orquesta de la Catedral que “presentó sus mejores galas”, mostrando su ilusión porque la formación viaje a Roma en los próximos días. Como también ha tenido elogios para el compositor del himno, el cantautor Jesús Cabello. Mientras que sobre la celebración eucarística ha subrayado que “era un panorama precioso, ver desde el altar a tanta gente venida de toda la diócesis”, con el esfuerzo que ello suponía. Y ha asegurado sobre la homilía que “tenía muchas ganas de decir a la diócesis de Córdoba ¡Gracias por vuestra respuesta y fidelidad! Y lo dije emocionado“.
Finalmente, Demetrio Fernández ha elogiado la cobertura realizada por los medios de comunicación. “No habíamos tenido un celebración de este tipo, que viene a cerrar una primera etapa que ha sido la visita pastoral a todos los lugares de la diócesis”. Por lo que ha destacado que este acontecimiento servirá para trabajar en la evangelización. Y es que para el prelado, “la diócesis de Córdoba tiene un potencial impresionante”. De tal forma que “el Encuentro de Laicos nos ha hecho caer en la cuenta de que es verdad. Yo mismo me he sentido desbordado. Vivir una jornada como ésta nos ha ayudado a entender que la Iglesia tiene una misión irrenunciable en este cambio de época”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here