Así avanza el nuevo palio de la Trinidad


Curro
María Santísima de la Trinidad./Foto: Luis A. Navarro

El Martes Santo de 2018 será muy especial para la hermandad de la Santa Faz. Y ello se deberá al gran estreno sobre el que, durante los últimos años, ha trabajado la corporación: el nuevo paso de palio para María Santísima de la Trinidad. Se trata de una obra de gran envergadura que, el próximo año, verá la luz por las calles de Córdoba en su primera fase. Ésta conlleva el estreno de la bambalina y el respiradero frontales, así como los nuevos varales. Piezas que darán la medida de un palio distinto y a la vanguardia de un estilo que, partiendo de los cánones tradicionales, resulta innovador, en cuanto a los recursos y técnicas empleados.
El  nuevo paso tendrá unas dimensiones diferentes al actual dadas las especiales características de la nueva salida del templo. Para ello, se ha visto necesaria la utilización de un nuevo modelo de mesa utilizando madera y metal para su realización. La nueva mesa está siendo realizada por el ebanista cordobés Juan Pérez Sánchez.
Bambalina
palio
Detalle de la bambalina de la Virgen de la Trinidad./Foto: Parroquia de la Trinidad

La bambalina delantera ha sido bordada en oro sobre terciopelo en color azul plomo. Está basada en el estilo barroco rococó y tejido a realce en hilo de oro, con una exquisita interpretación de variados puntos, destacando las cartulinas y la hojilla. La bambalina delantera ha sido bordada en oro sobre terciopelo en color azul plomo. Está basada en el estilo barroco rococó y tejido a realce en hilo de oro, con una exquisita interpretación de variados puntos, destacando las cartulinas y la hojilla. Y es que, en el diseño -realizado por Rafael de Rueda- destaca la cartela central, enmarcada en rocallas, donde se presenta la escena de la coronación de la Virgen por la Santísima Trinidad como Reina y Señora de la creación, bordada en sedas e inspirada en el cuadro del insigne pintor cordobés  Antonio del Castillo, que se conserva en el convento de Jesús Nazareno de nuestra ciudad. La gran corona que cierra el conjunto y el bordado al aire, sin soporte de terciopelo, de sendas jarras de lirios en plata, que flanquean a dicha cartela, haciendo alusión a la visión de Santa Gertrudis la Magna, que llamaba a la Virgen Lirio Blanco de la Trinidad, al ser Hija del Padre, Madre del Hijo y Esposa del Espíritu Santo y así nos invita a su invocación en nuestra necesidad.
Un estilo innovador
Diseño de los varales del palio de la Virgen de la Trinidad. Diseño de Rafael de Rueda.

Aunque no son de nueva factura, los varales componen una más que interesante propuesta. Gracias a la creatividad del diseñador, cambiando la disposición de tubos y cincelando tan sólo tres nuevas piezas, los varales adquieren una visión completamente distinta, adaptada al nuevo estilo barroco rococó que presentará en conjunto del nuevo paso de la Virgen. Hay que destacar también por su singularidad la combinación de piezas con terminación en oro y plata, muy propia de la orfebrería cordobesa y en las piezas de Damián de Castro, artista que trabajó para nuestra parroquia allá por el S.XVIII y que es una de las inspiraciones para este proyecto. También destacar la utilización, como motivo decorativo y singular, de esmaltes en los colores rojo y azul, aludiendo a los colores trinitarios, orden a la que debemos la fundación de nuestro templo parroquial.
El respiradero
Quizá sea la pieza más impactante de este proyecto, ya que será la primera vez que veamos nuestro Paso de Palio sustentado por una pieza de orfebrería, la cual estamos seguros no dejará indiferente a nadie. Dicha pieza sigue el mismo estilo decorativo que las anteriores, la utilización de metal en oro y plata y el uso de esmaltes en los colores de la cruz trinitaria. Destaca sobremanera la cartela central, enmarcada en rocallas de un cincelado muy valiente que le da gran volumen, en rayos rectos y flamígeros que salen exentos del respiradero en su parte superior e inferior y por una efectista y elegante crestería que cierra todo el respiradero. La cartela central recoge un bonito relieve de una escena no muy corriente en el paso de una dolorosa.
palio
Diseño del respiradero frontal del palio de la Virgen de la Trinidad. Diseño de Rafael de Rueda.

Se trata de la Adoración de los Reyes o Epifanía del Señor y en él se hace referencia a la adoración de Nuestro Padre como Dios, Rey y Hombre. La presentación de Jesús Divino y Humano en presencia de su Bendita Madre. En dicho pasaje aparece la Sagrada Familia así como los Reyes Magos en el portal de Belén y está basada y recreada en la escena que Pedro Duque Cornejo tallara en el S.XVIII para la sillería del coro de nuestra Santa Iglesia Catedral. Dado el cambio de color de la bambalina y el cambio de dimensione

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here