José A. Salamanca: "La idea es que las dos piezas se estrenen a la vez"


Salamanca
Presentación del diseño del manto de Gracia y Amparo, con Rafael de Rueda, José A. Salamanca y Rafael Salamanca./Foto: Jesús Caparrós

Los grandes mantos siempre tienen una saya compañera. Y el que lucirá, a partir de 2020, María Santísima de Gracia y Amparo también la tendrá. Y es que la hermandad de la Sentencia, como explica su máximo responsable José Antonio Salamanca, ya ha entregado en el taller del cordobés, Francisco Pérez Artés, el diseño de la saya en terciopelo azul que irá a juego con el manto de su titular mariana. Ambas piezas llevarán la misma factura: diseño de Rafael de Rueda y ejecución del antedicho bordador. Ello, en la línea de uniformidad estilística con la que la corporación de San Nicolás hace gala.
Salamanca ha destacado “la concordancia entre ambos diseños”, mientras que ha valorado la entrega del diseño de la saya, “con tanta antelación (casi tres años por delante), tanto para facilitar a Francis (Pérez Artés) su trabajo como para que su cumplan holgadamente los plazos”. Ello debido a que “la idea es que las dos piezas se estrenen a la vez”. Y reconoce, presentar la pieza públicamente, ha sido una forma de iniciar el curso.

Cebe recordar que a ermita de la Alegría acogía el pasado mes de enero la puesta de largo del dibujo del manto. Con varios años por delante para su elaboración, entre tres y cuatro señalaba el hermano mayor de la Sentencia, la pieza que vestirá a la titular mariana de la cofradía de San Nicolás se enmarca dentro de los cánones estilísticos que han definido a la corporación durante las últimas décadas. En la obra ya podía apreciarse cómo su autor (Rafael de Rueda) interpretaba las líneas que inspiraron a Antonio Garduño para diseñar las bambalinas y el techo de palio. No obstante, la simetría del diseño, así como la disposición del nutrido número de elementos recordaba la influencia juanmanuelina.
La caída, así como el nacimiento de los exornos florales confluyen en una composición de marcado carácter barroco y dentro de los cánones costumbristas. Con elementos vegetales profusos, esta obra guarda reminiscencias regionalistas, propias de finales del siglo XIX. La futura saya que vestirá la Virgen de San Nicolás, también mantiene esta línea estilística.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here