La suerte en manos de la Virgen de Guadalupe


La ONCE dedicará el cupón del 9 de septiembre a la Patrona de Baena, con motivo del IV Centenario de la Traslación de la Virgen

Estandarte de Nuestra Señora de Guadalupe./Foto: Asociación Guadalupe

La suerte será repartida este sábado 9 de septiembre por Nuestra Señora de Guadalupe de Baena. Ello se debe a que la ONCE le dedicará el cupón, en esa fecha, a la imagen con motivo del IV Centenario de la Traslación de la Virgen. Así, la directora de la ONCE en Córdoba, Carmen Aguilera, ha presentado este martes la imagen de este cupón al alcalde de Baena, Jesús Rojano. Mientras que en el acto de presentación también han participado la hermana mayor de la asociación de Guadalupe, Josefa Ortiz; el consiliario de la misma, Jesús Corredor; y el director de la ONCE en Lucena, José Antonio Gómez.
Aguilera ha destacado que este cupón quiere poner en valor en toda España el trabajo de solidaridad que congrega la devoción en torno a la virgen de Guadalupe en Baena y ha animado a la cofradía y al Consistorio, para que continúen con la labor que realizan a favor de la integración de las personas con discapacidad en la sociedad.
Cinco millones y medio de cupones reproducirán a la venerada imagen de la Patrona, con el Divino Infante en brazos. Asimismo, en el billete aparecerá la imagen corporativa y la leyenda del IV Centenario de la Traslación de Nuestra Señora de Gualdalupe Baena-Córdoba 1617-2017. Dando cuenta de la importancia de este acontecimiento para la localidad cordobesa.
Traslación de Nuestra Señora de Guadalupe
Como se reproduce en los anales de la asociación, reformada la ermita y agregada a esta iglesia edificada con el convento de Santo Domingo, se destruyó en 1855, después de la aparición de la Santísima Virgen determinó por el prior fray Andrés de Molina trasladarla a sitio de mayor preferencia, pero como estaba retratada, en la pared, temeroso el alarife de que padeciese detrimento, lo desistió, y desde aquel día quedó baldado de pies y manos. Hasta que a los siete años de continuos padecimientos, le ocurrió invocar la protección de la Santísima Virgen con fe, y promesa de hacer la obra si recuperaba su salud, y habiéndola conseguido, prodigiosamente cortó con admirable perfección la parte de pared en donde se hallaba la Santísima Imagen y puesta en una urna fue trasladada al sitio que hoy ocupa por los años de 1617.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here