"La Misa Tradicional: Un gran legado de Benedicto XVI"


El acto litúrgico se celebrará en el marco del II Encuentro Summorum Pontificum, que se llevará a cabo el 23 de septiembre

Benedicto
Celebración de la Misa Tradicional./Foto: LVC

Córdoba acogerá este mes de septiembre (el sábado 23 de septiembre) un acontecimiento muy especial. Se trata del II Encuentro Summorum Pontificum. Organizado por la Comisión Misa Tradicional Andalucía, la jornada se dividirá en dos grandes apartados. El primero consistirá en una conferencia-coloquio, que acogerá el salón de actos del Palacio Episcopal, a las 12:30 horas. La misma será impartida por el delegado diocesano para la Vida Consagrada, Alberto José González Chaves. Y llevará por título La Misa Tradicional: Un gran legado de Benedicto XVI.
Ya en la jornada de la tarde (a las 19:00 horas), el altar mayor de la Catedral de Córdoba será el centro de la celebración litúrgica. Allí se oficiará, por parte del obispo de Córdoba Demetrio Fernández, la Misa prelaticia Tradicional, que pondrá el broche a este intenso día.
Un símbolo de unidad histórica
Cabe destacar que Summorum Pontificum es una carta apostólica -que estuvo acompañada de un motu proprio– del Papa Benedicto XVI , publicada en 2007, que especifica las circunstancias en las que los sacerdotes de la Iglesia latina pueden celebrar el Misal promulgado por el Beato Juan XXIII en 1962 (la última edición del Misal Romano, bajo la forma de la Misa Tridentina o Misa Tradicional en latín ) y administrar la mayor parte de los sacramentos en la forma utilizada antes de las reformas litúrgicas que siguieron al Concilio Vaticano II . En él establecía que la misa tradicional (que pasaba a denominar “forma extraordinaria” del rito romano), en vigor en toda la Iglesia latina hasta 1969, “nunca se ha abrogado”. Y disponía la liberalización de su uso para cualquier sacerdote o grupo de fieles, con instrucciones para su adecuada inserción en la vida parroquial y de las comunidades religiosas.
Summorum Pontificum muestra, por tanto, que la liturgia de la Iglesia debe tener una continuidad intrínseca. Por ello, es necesario que en la liturgia de la Iglesia haya además de una unidad diacrónica, una unidad sincrónica.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here