Así ha evolucionado el proyecto más ilusionante de la Sentencia


Sentencia
Evolución del proyecto del futuro manto de María Santísima de Gracia y Amparo.

“Arrancamos el mes de septiembre y un nuevo curso. Lo iniciamos ilustrando una fotografía de varias piezas del bordado del futuro manto de María Santísima de Gracia y Amparo que está ejecutando Francisco Pérez Artés”. Con este mensaje, la hermandad de la Sentencia ha mostrado los primeros avances del gran proyecto que ocupará el segundo mandato de José A. Salamanca. El mismo está llamado ha perdurar en el tiempo y, durante los últimos ocho meses ya ha experimentado grandes avances.
El diseño

La ermita de la Alegría acogía el pasado mes de enero la puesta de largo del dibujo del manto. Con varios años por delante para su elaboración, entre tres y cuatro señalaba el hermano mayor de la Sentencia, la pieza que vestirá a la titular mariana de la cofradía de San Nicolás se enmarca dentro de los cánones estilísticos que han definido a la corporación durante las últimas décadas. En la obra ya podía apreciarse cómo su autor (Rafael de Rueda) interpretaba las líneas que inspiraron a Antonio Garduño para diseñar las bambalinas y el techo de palio. No obstante, la simetría del diseño, así como la disposición del nutrido número de elementos recordaba la influencia juanmanuelina. La caída, así como el nacimiento de los exornos florales confluyen en una composición de marcado carácter barroco y dentro de los cánones costumbristas. Con elementos vegetales profusos, esta obra guarda reminiscencias regionalistas, propias de finales del siglo XIX.
El pollero

El manto de la Virgen de Gracia y Amparo llevará, además, el sello de Fernando Morillo. Ello se debe a que la pieza que está elaborando Francisco Pérez Artés tendrá un pollero realizado por él. “Es un modelo que él ha creado y que, posiblemente, sea el primero para Córdoba”, explicaba Salamanca. Y es que el pollero articulado regulable (PAR) es una creación del propio Morillo que, en la actualidad, sólo lo posee la Esperanza Macarena de Sevilla. Se trata de un modelo que permite ajustar distintos mantos sobre un mismo armazón, ya que éste se puede ajustar a las diferentes características de cada pieza. De tal forma que la hermandad de la Sentencia será una de las dos corporaciones que posean este avance dentro del ámbito de la priostía cofrade.
Como se puede apreciar en las imágenes, en ellas se ven claramente los efectos de la disposición del pollero sobre el diseño del manto. Y es que, como explica Morillo, “si las radiales principales las ponemos en cresta sobre las tirantas, dificultamos la visión del diseño. Si las ponemos en valle, fondo del canalón, lo podremos observar con más claridad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here