"Hubo mucha gente que acabó llorando de emoción"


El que fuera máximo responsable de la hermandad cordobesa de Villaviciosa realiza un emotivo pregón a la Virgen de la localidad de Sierra Morena

emoción
Parroquia de Villaviciosa durante el pregón./Foto: Miguel A. Criado Lastres

“Creo que un pregón debe servir para hacer aflorar los sentimientos de los presentes”. Con esta afirmación describe Martín Pedregosa lo que ha supuesto el pregón que ha realizado para Nuestra Señora de Villaviciosa Coronada, de la localidad que lleva su nombre. El que fuera hermano mayor de la corporación cordobesa y vicepresidente de la Agrupación de Cofradías regaló a los presentes en la parroquia de la localidad, una exaltación en que las profundas experiencias vividas -con sus correspondientes vínculos personales- fueron las protagonistas y desencadenaron una profunda emoción. Previamente, la Virgen fue trasladada en rosario desde la ermita al templo, donde se celebró una misa.
Y es que a las cofradías de la capital y la provincia las unen estrechos lazos. De hecho, Pedregosa recuerda cómo en Villaviciosa “la Virgen no tenía hermandad, sino que estaba en la ermita y los fieles se iban encargando de su cuidado”. En este sentido, subraya que, “con la llegada de don Antonio se estructuró esta devoción y, cuando el obispo José Antonio Infantes Florido aprobó el decreto de la coronación de Nuestra Señora de Villaviciosa, se creó a su vez la actual hermandad”.

Una cofradía a la que Pedregosa ha visto crecer y evolucionar y la ha vivido con una cercanía y cariño, que quedaron reflejados en cada palabra. Por ello, el que fuera hermano mayor de la corporación letífica de San Lorenzo desvela que “me sentí muy orgulloso y, este pregón, ha supuesto para mí una gran satisfacción personal. Asimismo, durante el desarrollo y a la conclusión “hubo mucha gente que acabó llorando de emoción”. Y confiesa que sintió una especial emoción, cuando el hermano mayor de la Virgen Coronada tomó la palabra y el sentimiento apenas le dejaba hablar. Tras el pregón, a la hermandad le aguardan ahora sus días grandes, en los que celebrarán la novena y culminarán con la procesión del 7 de septiembre, en que estará acompañada por los sones de la banda de música de la Esperanza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here