Dos vídeos de la procesión del Tránsito que no te debes perder


Tránsito
Detalle del paso procesional de Nuestra Señora del Tránsito./Foto: Jesús Caparrós

Con una elegancia que recordaba ese toque decimonónico, la imagen de Nuestra Señora del Tránsito no ha faltado a su cita con el templo mayor. Una llegada que supuso uno de los broches a un año histórico para las hermandades cordobesas y a la que, la de San Basilio, dotó de la compostura propia de quien lleva años acudiendo a la casa de todos los católicos de la ciudad. Y, tras salir de las naves de Santa María de la Asunción, el cortejo iba a dejar escenas irrepetibles de vuelta a su barrio.
Una de las más elegantes iba a nacer, fruto de la conjunción entre la banda de música Tubamirum de Cañete de las Torres y la cuadrilla de costaleros que dirige Antonio Jurado Priego. El paso por uno de los enclaves más imponentes de la Córdoba monumental, la Plaza del Triunfo, iba a dejar momentos sublimes con la Virgen del Tránsito avanzando hacia el arco, al son de la marcha que compusiera Víctor Manuel Ferrer, Mi Amargura.

El los dos vídeos puede apreciarse la mezcla de alegría y elegancia con que discurrió Nuestra Señora del Tránsito. Así y al paso por el muro lateral del Alcázar de los Reyes Cristianos, la imponente calle dedicada a Santa Teresa de Jornet iba a inundarse de los sones de la vecina ciudad de Sevilla, al compás del Aniversario Macareno, de José Velázquez. La noche caía sobre el Arco de Caballerizas, sobre las paredes encaladas de un barrio que la despedía envuelto en su particular fiesta patronal. Mientras la Virgen de Acá volvía a dejar su aroma de nardos, de clasicismo, de una Córdoba que proyecta su historia en el catafalco áureo de una de sus devociones más entrañables y queridas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here