El Parque Figueroa se vuelca con la Asunción


Figueroa
Salida de su parroquia de Nuestra Señora de la Asunción./Foto: Jesús Caparrós

El Parque Figueroa es uno de los exponentes del crecimiento urbano de la Córdoba del último cuarto del pasado siglo. Con el aroma a vecindario que se respira en otros espacios más antiguos de la ciudad como la Fuensanta, sus calles -que homenajean a los marinos españoles, como Cervera o Blas de Lezo- han visto crecer a una nueva generación de ciudadanos que mantienen viva la historia de una sociedad, en la que sigue existiendo un lugar privilegiado para la fe.
La labor del párroco de la Asunción, Ángel Roldán, y la hermandad de las Lágrimas son los exponentes de la devoción que alberga esta barriada y que tiene su epicentro en el templo, de estilo contemporáneo, que preside la Plaza de la Marina Española. Un enclave que en la mañana de este 15 de agosto ha celebrado el día de su Virgen. Una festividad de suma importancia para la Iglesia, como lo demuestra que la víspera sea precepto y tenga su lectura propia en la misa.
Y en ese ambiente que marcó la prosperidad de la ciudad, en el contexto sociológico y demográfico de la década de 1980, Nuestra Señora de la Asunción ha recorrido sus calles. Ello en una demostración de que el futuro parte del pasado, con todo su acervo. Y, con ese espíritu, llegaba la banda juvenil Santa Cecilia de Montoro a las calles del Figueroa. La alegría de su pasacalles congregaba a cientos de vecinos, que se han sumado a la celebración de la Asunción.
La Virgen ha sido la protagonista en la procesión que ha recorrido el Figueroa. Como en la octava del Corpus o el Sábado de Pasión, las diferentes realidades eclesiales se han volcado con un acontecimiento que, una vez más, ha vuelto a demostrar que se trata de una comunidad llena de vitalidad. La misma que ha abierto en Córdoba el día de la Virgen de Agosto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here