Dos procesiones marcan el día de la Asunción en Córdoba


recursos
Procesión de la Virgen del Tránsito de 2016, con los nuevos candelabros arbóreos./Foto: Jesús Caparrós

La mañana y la tarde-noche del día de la Virgen de Agosto en Córdoba estarán marcadas por dos procesiones. Se trata de la salida de la imagen que da nombre a la parroquia del Parque Figueroa y la de Nuestra Señora del Tránsito, imágenes que llenarán de alegría a la ciudad. Con el acompañamiento de la banda de música juvenil Santa Cecilia de la localidad cordobesa de Montoro, la Virgen de la Asunción recorrerá las calles aledañas a la Plaza de la Marina Española.
La procesión dará muestra de la vitalidad de la comunidad parroquial que pastorea Ángel Roldán y que alberga diversas realidades eclesiales en su seno. Una de las mismas es la hermandad de las Lágrimas, que también participa en la organización de este piadoso acto. El mismo comenzará a las 10:30 horas.
Iglesia de la Asunción./Foto: LVC

Tránsito
Ya en la jornada vespertina (a las 20:00 horas), la hermandad del Tránsito comenzará su procesión. Ésta contará con el paso por la Catedral, como su enclave más emblemático. Y es que, junto con la salida de Nuestra Señora de la Fuensanta, la del Tránsito es la única corporación letífica que mantiene cada año al templo mayor de la diócesis en su itinerario. Este último será el siguiente:  San Basilio, Enmedio, Arco de Caballerizas, Caballerizas Reales, Amador de los Ríos, Torrijos, Puerta del Perdón, Interior SIC, Puerta de Santa Catalina, Magistral Gonzalez Francés, Corregidor Luis de la Cerda, Puerta del Puente, Ronda de Isasa, Santa Teresa de Jornet, Caballerizas Reales, Arco Caballerizas, San Basilio y entrada.
Cabe recordar que el cortejo que acompañará a la Virgen de Acá lucirá cuatro nuevas albas para los ciriales. Mientras que a Nuestra Señora del Tránsito se le han confeccionado dos sayas. La primera de ellas fue estrenada en la ofrenda floral, realizada en el mes de mayo. La segunda se ha podido disfrutar en el triduo que finalizaba este pasado lunes. “Esta pieza tendrá siempre un recuerdo emotivo, pues la tela ha sido donada por la hermandad de Pasión, y es un detalle más de los estrechos lazos que unen a ambas corporaciones”, se ha manifestado desde la corporación letífica. Los trabajos de realización de todas las prendas han estado a cargo de las hermanas de la cofradía, Josefa González y Josefa Puerto. A las que la hermandad ha querido agradecer su desinteresado trabajo hacia la misma.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here