Las lágrimas del párroco de La Carlota


La Carlota
José Antonio Jiménez./Foto: www.lacarlota.com

El pasado mes de junio, el obispo de Córdoba realizaba nuevos nombramientos en la diócesis. Entre los mismos se hallaba el correspondiente a la parroquia de la Asunción y Ángeles, donde -el hasta ahora párroco de La Carlota- José Antonio Jiménez sustituirá a Zacarías Romero. Antes de tomar posesión en el nuevo destino de su ministerio pastoral, Jiménez se despedía de los feligreses carloteños, a través de una emotiva eucaristía en el que ha sido su templo durante los últimos nueve años, la Inmaculada Concepción.
Y es que, durante la celebración litúrgica, Jiménez no pudo contener las lágrimas. Dejaba fluir así los recuerdos y emociones, que abarcan casi una década de entrega a la Iglesia de Cristo en La Carlota. Cabe recordar que este sacerdote  nació el 14 de enero de 1984 en Benamejí, ingresando en 1996 en el seminario de San Pelagio. En 2002, accedía al Seminario Mayor, donde realizó la licenciatura en estudios eclesiásticos. Fue ordenado sacerdote el 21 de junio de 2008 en la Catedral de Córdoba.
La llegada a Cabra de Jiménez implica la asunción de responsabilidades tanto en la parroquia de la Asunción y Ángeles como en la de Nuestra Señora del Rosario y de la Esperanza, en La Esperanza. La labor que desempeñará en la localidad de la Subbética no le es ajena puesto que el antiguo párroco de La Carlota ha visitado el municipio egabrense en numerosas oportunidades. A ello hay que sumar que ya lo hizo cuando era seminarista, acompañando a su antecesor. Este último llegó a Cabra en 2005, siendo también nombrado arcipreste de Lucena, Cabra y Rute. Y es que tanto Romero como Jiménez dejan en sus feligresías todo un ejemplo y legado de fe, como lo demuestran las numerosas muestras de cariño recibidas por tantos fieles.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here