Un nuevo paso al frente de Coronación de Espinas


La banda de cornetas y tambores cordobesa acompañará al Nazareno de Cabra el próximo Viernes Santo

Nazareno
Nuestro Padre Jesús Nazareno de Cabra./Foto: Víctor Olivencia

La banda de cornetas y tambores de la Coronación de Espinas de Córdoba ha dado un importante paso, de cara a configurar la que será su Semana Santa en 2018. Y es que la formación musical de San Antonio de Padua ha anunciado la firma del contrato con la hermandad del Nazareno de Cabra. Un acuerdo que, prácticamente, completa un periplo que tendrá en la capital su núcleo central de actuaciones, junto a las imágenes de Jesús Rescatado, Coronación de Espinas, el Señor del Perdón y el grupo escultórico de las Angustias.
La archicofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hacía historia a principios del pasado mes de julio, al ser elegida la primera hermana mayor de su antiquísima trayectoria. Isabel Alcántara fue la escogida entre su candidatura y la de Antonio Calvo, anterior máximo responsable de la corporación. De esta manera, la archicofradía de ánimas renovaba su línea de trabajo e incorporaba a antiguos cofrades que trabajarán para cambiar la inercia que tiene está Hermandad señera de la ciudad.
Cabe recordar que, en fechas recientes, se hacía público el acuerdo que llevará a Coronación de Espinas a la localidad de Jerez de la Frontera. Será el Martes Santo de 2018, cuando la banda ponga su música al Cristo del Amor. Así lo anunciaban ambas instituciones, de tal forma que la formación cordobesa tomará el relevo de la prestigiosa banda de cornetas y tambores de la Merced de Huelva. El definido estilo de las cornetas de San Antonio de Padua volverá a hacer las veces de embajador del panorama musical de la capital, tal y como hiciera el año pasado en la Magna de Huelva o -más atrás en el tiempo-, tras el Señor de San Gonzalo en el Vía Crucis Magno que tuviera lugar en Sevilla, entre otros grandes acontecimientos en los que ha participado Coronación.
E