Córdoba hace el Camino de Santiago


Un centenar de cordobeses están realizando la peregrinación a Compostela, que organiza Acción Católica General

Santiago
Peregrinos camino de Santiago de Compostela, de Acción Católica de Córdoba./Foto: ACG

Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo. Bajo este lema, Acción Católica General (ACG) está llevando a cabo una peregrinación a Santiago de Compostela, que cuenta con un centenar de cordobeses. La misma tiene como objetivo la preparación del gran Encuentro diocesano de Laicos, que tendrá lugar el 7 de octubre de este año. Cabe recordar que los responsables de AGC Córdoba dieron a conocer todos los detalles sobre este evento el pasado mes de abril, en las dependencias de la parroquia del Beato Álvaro de Córdoba.
La peregrinación a Santiago se desarrollará en dos partes. La primera de ellas se está realizando desde el 27 de julio y se prolongará hasta el 2 de agosto. En esta etapa se realizará el Camino desde Tui, provincia de Vigo; para, del 3 al 6 de agosto, celebrar un encuentro en la ciudad compostelana con el que, según los responsables de ACG, “se pretende que sea un espacio donde los laicos habituales de nuestras parroquias podamos reflexionar juntos sobre nuestra vocación y nuestra misión, como es anunciar el Evangelio a todos los hombres”. La convocatoria girará en torno a cuatro retos que se dividirán en varios bloques. “Construyendo parroquias con actitud de salida”; “laicos para una Iglesia en salida”; “vocacionados a santificar el mundo”; y “caminando juntos”; serán las áreas temáticas que se aborden.

La peregrinación está orientada a todos los laicos que deseen participar en la misma. La importancia de estos y del encuentro que se prepara por medio de esta iniciativa, quedaba reflejada en las palabras del obispo en la entrevista concedida a La Voz de Córdoba. En ella, Demetrio Fernández explicaba que “Córdoba tiene, sin duda, un tesoro con sus laicos. Creo que ni los mismos laicos se dan cuenta de toda la riqueza que he podido constatar en la visita pastoral. Me ha permitido ir a cada lugar, a cada parroquia, a cada pueblo, a cada colegio, a cada institución, a cada grupo, uno por uno”. En consecuencia, el prelado ponía de relieve que “durante estos seis años en que he hecho la visita pastoral he podido saludar, uno por uno, a estos laicos. Por tanto, en mi mente está ese saludo personal a miles y miles. Quizá, esa experiencia no la tenga ninguno en la diócesis más que el obispo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here