Stabat Mater: La magistral interpretación de Caído y Fuensanta



La banda de cornetas y tambores Caído y Fuensanta se ha convertido en una de las formaciones de referencia de la capital cordobesa. Y es que, desde 2008, año en que se produjo la unión de las bandas de Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora de la Fuensanta, se trata de uno de los conjuntos más versátiles y de calidad que pueden encontrarse en el actual panorama de la música procesional. Así puede constatarse en el vídeo que la formación ha publicado en sus canales de comunicación.
La salida del Cristo del Calvario de Puente Genil, desde la iglesia de Nuestra Señora de la Purificación, el pasado Martes Santo volvió a dar cuenta del gran nivel interpretativo que ha alcanzado Caído y Fuensanta. La marcha con la que comenzaba el desfile procesional, Stabat Mater, es una de las piezas que más auge han alcanzado en el género durante los últimos años. Compuesta originalmente por Zoltan Kodaly fue adaptada a cornetas y tambores por Francisco Ortiz Morón. En el año 2015, la afamada banda de las Tres Caídas de Triana la estrenaba, en un concierto que ofreció la formación musical en la hermandad del Polígono de San Pablo.
Cae recordar, por otra parte, que en el repertorio de Caído y Fuensanta se alterna la pureza de las cornetas de Alberto Escámez, así como un interesante apartado de composiciones propias que dan muestra de una brillante seña de identidad (Y entre brumas expiró…, Misericordiam Tuam, Fuensanta, El Profeta, El Señor de los Califas, Córdoba, Bajo tu Cruz, Señor de la Sangre, A Tus Brazos el Hijo de Dios, Al Señor de San Agustín, Al Rey de Reyes, Alianza y Al Alba Resucitó). Estas últimas obras de compositores contemporáneos, tan reconocibles como Ignacio José García Pérez, Manuel Jesús Guerrero Marín, José María Sánchez Martín, Emilio Escalante Romero y Francisco Camacho Roldán.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here