Un problema de incompatibilidades que Córdoba superó

24

El Estatuto Marco para hermandades y cofradías establece como requisito para formar parte de junta de gobierno “no ejercer cargo de dirección en partido político o asociaciones análogas”

El concejal de Izquierda Unida José Alfaro Berenguer./Foto: LVC

Desde que el que fuera obispo de Córdoba y actual arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, promulgara el Estatuto Marco para hermandades, las corporaciones cordobesas han dado por superadas algunas incompatibilidades. Entre ellas, las que implican entrar a formar parte de los órganos gobierno de estas instituciones. Y es que la normativa diocesana cordobesa, complementada en 2008 por el prelado Juan José Asenjo, determina con claridad los requisitos para ocupar puestos de dirección en una cofradía.
El apartado “b” del artículo 12 de la normativa establece con precisión que, para ser miembro de la junta de gobierno de una hermandad, será necesario “no ejercer cargo de dirección en partido político o asociaciones análogas o de autoridad política ejecutiva nacional, autonómica, provincial o local”. La disposición ha propiciado que los cofrades asuman con naturalidad un requisito que, en otros rincones, no ha sido asumido de igual forma. Este es el caso del fiscal de la hermandad sacramental de Jesús de Medinaceli de Puerto Real, José Alfaro Berenguer.
El cofrade de la localidad vecina de Cádiz ha venido compatibilizando su puesto con el de concejal, por Izquierda Unida, en el Ayuntamiento de Puerto Real. Una situación que, como informa Diario de Cádiz, no podrá seguir adelante, ya que ha sido requerido por la autoridad diocesana para que cese en su responsabilidad, para con la hermandad de Medinaceli. Petición que ha sido formulada, de cara a evitar “situaciones conflictivas”. Un sistema de incompatibilidades que no tiene que ver con la formación política en cuestión, sino con ocupar el cargo en un partido y una cofradía simultáneamente.
A diferencia del Estatuto Marco cordobés, el de la diócesis gaditana establece que el hermano mayor “no podrá ocupar cargo directivo en partidos políticos u organizaciones sindicales, ni ser cargo público en el ámbito nacional, autonómico, provincial o local”. Si bien, no hace alusión al resto de miembros de junta de gobierno, en el espíritu de aplicación de la norma habría prevalecido hacerla extensiva a todo el órgano colegiado de cada cofradía.

1 Comentario

  1. En la provincia hay casos de concejales de ayuntamientos que son miembros de Juntas de Gobierno e incluso hermanos mayores que son cargos políticos de partidos y concejales. Pero como no se vigila a los pueblos o los párrocos de los pueblos pasan de las cofradías…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here