El agradecimiento más especial de la Brigada Guzmán el Bueno


El acto se ha celebrado en la residencia militar Gran Capitán y se ha distinguido a la prohermandad de la Quinta Angustia y la Universidad Loyola, entre otras instituciones

Representantes de las instituciones reconocidas por la Brigada Guzmán el Bueno X./Foto: LVC

El regreso del destacamento Brilib XXVI del Líbano ha estado rodeado de numerosas muestras de agradecimiento. La última ha tenido lugar en la mañana de este viernes y ha sido llevada a cabo por la Brigada Guzmán el Bueno X. En un acto institucional celebrado en la residencia militar Gran Capitán, el estamento militar ha reconocido la labor de las entidades de Córdoba que han realizado donaciones, colaborando en distintos proyectos de cooperación cívico-militar para la población de Líbano.
El acto se abrió con unas palabras del general Aroldo Lázaro Sáenz, jefe de la Brigada X, con las que agradeció la colaboración de asociaciones y organismos, la satisfacción por la labor desempeñada y destacó la unión de la sociedad cordobesa con su brigada. Posteriormente se hizo entrega de un reconocimiento a cada una de las entidades: Asociación de Veteranos Paracaidistas, Universidad Loyola, Universidad de Córdoba, Casa de Castilla-La Mancha, Federación de Peñas cordobesas, Ayuntamiento de Córdoba, Grupo San Valero, Grupo Lezama y la prohermandad de la Quinta Angustia.
El homenaje cofrade a la Brigada 
La corporación de la iglesia de la Merced rendía su particular homenaje a los soldados, que durante seis meses han desarrollado la misión de paz, por medio de una misa de acción de gracias, con motivo del retorno de la Brilib XXVI de su misión en Líbano. La misma fue encomendada a la protección de María Santísima de la Quinta Angustia. La Solemne Eucaristía fue presidida por el capellán Castrense de la BRIMZ X, César Meca Martínez. Durante el transcurso de la Eucaristía se realizó la retirada de la boina azul que, desde la partida de la Brilib XXVI, permanecía a los pies de María Santísima de la Quinta Angustia. Ello como símbolo de la protección y el amparo de la titular de la corporación a todos los integrantes de la misión, por el responsable de la misma, el general de brigada Aroldo Lázaro Sáenz.
Antes del acto de retirada, el hermano mayor, Manuel Higuera, expresó su felicitación a los integrantes de la Brilib XXVI por el éxito de la misión. Asimismo, indicó que durante todo el tiempo que ésta se ha prolongado, todas las oraciones y peticiones de la prohermandad han ido dirigidas a solicitar la intercesión de la Santísima Virgen, para la protección de todos los integrantes de la Unidad desplazada. Además manifestó su satisfacción por la realización de diferentes actividades, durante el tiempo del despliegue con las familias de todos los militares desplazados a Líbano. Los cuales han permitido estrechar los lazos de unión entre la BRIMZ X y la Quinta Angustia, más si cabe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here