La gestión del Cabildo: Cinco años de récord en la Mezquita-Catedral


templo mezquita
Visitantes de la Mezquita-Catedral./Foto: José I. Aguilera

La Mezquita-Catedral ha vuelto a incrementar el número de visitantes durante los seis primeros meses de 2017. Una vez cerrados los datos turísticos de este primer semestre, el Conjunto Monumental ha elevado el número de visitantes hasta las 992.981 personas, frente a las 946.621 del mismo período de 2016, lo que supone un incremento total de 46.360 visitas y un aumento porcentual del 4,9 por ciento. Unas cifras que invitan a pensar que, finalizado 2017, el número de personas que habrán estado en el templo rondará los dos millones.
Esos números vendrían a suponer no sólo un incremento de visitantes sobre 2016, sino que se acercarían al doble con los que comenzó este lustro en el año 2012. Y es que las visitas a la Mezquita-Catedral de Córdoba durante los últimos años ha batido, sucesivamente, el récord histórico de afluencia, alcanzando durante el último año 2016 el cómputo total de 1.818.633 visitantes, con respecto al 1.676.833 que visitaron el conjunto monumental durante el año 2015 (141.800 visitas más, con 8,46 por ciento de aumento).
A la fecha de junio de 2017, se mantienen la línea ascendente en las visitas aumentando un 5,05 % con respecto al mismo periodo del año anterior. “El Alma de Córdoba”, incrementó sus datos en este primer semestre. Así 15.157 visitantes lo disfrutaron, es decir, 517 más que el mismo semestre del año anterior, elevando porcentualmente su incremento hasta un 3,53 por ciento. Del mismo modo, los visitantes a la Torre-Campanario, también incrementaron su número total, sumando un total de 36.806 personas, es decir, 4.381 personas más, lo que supone un incremento porcentual del 13,51 por ciento.
templo
Visitantes de la Mezquita-Catedral./Foto: José I. Aguilera

Los datos que se incluyen a continuación recogen el número de visitantes que recibe el monumento en dos partes diferenciadas, la visita ordinaria o diurna y la visita nocturna. Los visitantes a la Torre-Campanario están incluidos en los datos de visita diurna, aunque se incluyen a este informe el detalle de sus visitas.
Cabe recordar que el templo se puede visitar gratuitamente entre 8:30 y 9:30 horas, todos los días del año. Entre 9:30 y 10:15 horas permanece cerrado por la celebración de la misa capitular diaria, abriéndose posteriormente para todo el público hasta las 19:00 horas.
Datos de afluencia de visitantes a la Mezquita-Catedral, en el periodo comprendido entre 2012 y 2016.

La curva ascendente
“Las visitas que recibe el templo están aún en la curva ascendente. Y uno de los motivos es que este edificio ofrece un abanico de horas muy amplio y no se finaliza la venta de tickets cuando se llega a un número determinado, a diferencia de otros enclaves”, subrayaba uno responsables de seguridad de la Mezquita-Catedral, Rafael Iglesias. El mismo explica que de los alicientes que posee el monumento se beneficia toda la ciudad. Al hilo de ello, su compañero en este apartado, Manuel Fontiveros, explicaba a La Voz de Córdoba una anécdota muy esclarecedora. Y es que, en Navidad, llegaron turistas que no pudieron visitar la Alhambra porque estaba saturada y “esto no ocurre aquí nunca”.
La polémica de los museos
En el otro extremo se hallan los museos municipales. Estos permanecerán cerrados todas las tardes de los meses de julio y agosto. Y es que en palabras del delegado de Cultura del Ayuntamiento de Córdoba, David Luque, “era un absurdo” que los museos abriesen durante estas horas, porque desde el Consistorio se considera que el turista que se acerca a la ciudad “no va a estar viendo museos a esas horas”.
Otra de las valoraciones que hacía Luque en este sentido radicaba en el hecho de que, durante el resto del año el horario es ‘partido’. Esto es, “se cerraban los museos a las 13:30 y se volvían a abrir a las 16:30 o 17:00”. Esto cambió en el año 2008 y “se adaptó el horario al europeo, haciendo que, de esta forma, los museos municipales abriesen durante todo el día” (cabe recordar que cierran los lunes). Durante este tiempo, también se acordó cerrar los museos por la tarde los meses de julio y agosto, “que hace más calor” y que, según los datos, “nadie visitaba los museos a esa hora”.
Los datos de afluencia a la Mezquita-Catedral indican, por el contrario, que al monumento emblemático de la ciudad no le afectan las altas temperaturas, de cara a su horario de apertura y cierre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here