La ayuda de Córdoba llega a Bangassou


El contenedor con todo tipo de materiales, enviado desde la capital cordobesa, ya se halla en la diócesis del obispo Aguirre

Bangassou
Contenedor con ayuda humanitaria para Bangassou./Foto: LVC

En enero de 2017, numerosos voluntarios -entre ellos un buen número de cofrades-, prestaban su ayuda para cargar los contenedores que tenían como destino Bangassou. Meses más tarde, a principios del mes de junio, uno de los habitáculos con los materiales y alimentos, tan necesarios para la diócesis de la República Centroafricana, se hallaba retenido en la localidad de Bangui. Ello se debía al conflicto existente en la zona entre guerrilleros antibalaka, por un lado; y los rebeldes Seleka, por otro. Finalmente, la ayuda cordobesa ha llegado a la misión que mantiene el obispo Juan José Aguirre.
El contenedor, tras las vicisitudes de este tiempo, presentaba algunas perforaciones. Motivo por el que ha afectado a su contenido tanto la lluvia como la presencia de ratas en el interior. Sin embargo, la llegada del mismo vuelve a dar muestra de que Córdoba entregaba su apoyo incondicional a Bangassou. Un nutrido número de voluntarios, pertenecientes a diversos movimientos de la iglesia diocesana como integrantes de Cursillos de Cristiandad o de la Delegación de Misiones, así como los responsables de la Fundación trabajaban, “codo con codo”, para la realizar la carga del segundo contenedor.

Cabe recordar que, en las tareas de carga del segundo receptáculo, participaban personas de asociaciones muy diversas. Este era el caso de los Amigos de las Ermitas, Scouts, miembros de Cursillos de Cristiandad o de la Delegación de Misiones, cofrades de la hermandad de la Paz, vecinos de Villafranca o “simplemente quienes han querido estar apoyándonos”, se subrayaba desde la Fundación. Por ello, se ponían de relieve los “esfuerzos ímprobos para aprovechar hasta el último resquicio del contenedor y que aunque fuera una lata de leche en polvo o un litro de aceite cupiera porque iba destinada a los más necesitados”. Estos hechos llevan a este organismo, articulador de solidaridad, a mostrar su agradecimiento a quienes hacían posible esta realidad, “la mayor parte de ellos de forma anónima pero de corazón”. Una gratitud “con mayúscula, a todos los que nos animan a seguir adelante con este maravilloso proyecto de amor y entrega a los más pobres de la tierra”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here