Intensa tarde para las hermandades de San Andrés


El Buen Suceso celebra su cabildo extraordinario de elecciones a hermano mayor, mientras la Esperanza celebra su misa de hermandad

LAN Buen Suceso
Nuestro Padre jesús del Buen Suceso./Foto: Luis A. Navarro

Las hermandades de San Andrés vivirán en la tarde de este domingo dos momentos especiales, por motivos diversos. Así, la cofradía del Buen Suceso llevará a cabo su cabildo extraordinario de elecciones a hermano mayor (entre las 18:00 y las 20:00 horas en la casa de hermandad), al que sólo concurre un candidato. Mientras que la Esperanza celebrará su misa mensual de hermandad, a las 20:30 horas en la iglesia de San Andrés.
La andadura de Pedro J. Míguez como hermano mayor del Buen Suceso concluirá este domingo 9 de julio. Ello se debe a que el actual responsable de la cofradía cumple su segundo mandato. El relevo de Míguez al frente de la corporación del Martes Santo lo realizará, si obtiene la confianza de los hermanos, Juan Luis Merchán. Integrante de la junta saliente, una de las notas predominantes de su candidatura es su carácter continuista. De tal forma que, el hasta ahora candidato, lleva en su equipo de gobierno al actual hermano mayor como su mano derecha.
Gitano 2
Nuestro Padre Jesús de las Penas./Foto: Luis A. Navarro

Por su parte, la misa de hermandad de la Esperanza tiene lugar, prácticamente, dos meses después de que culminará el proceso electoral en la corporación del Domingo de Ramos, que eligió a Rafael García Cerezo como el encargado de guiar los designios de la cofradía para los próximos cuatro años. Uno de los aspectos que sobresalen de su proyecto radica en que las distintas áreas que la componen están integradas por varios miembros. Ello viene a incidir en los objetivos planteados en su carta de presentación a los hermanos. En la misma se pusieron de relieve numerosas iniciativas a emprender. Un nuevo formato de junta de gobierno, caridad y acción social, presencia en la sociedad, labor de evangelización, optimización de la secretaría, cuidado de los colectivos que se integran en la corporación, estación de penitencia, patrimonio, situación del palio, casa de hermandad y ámbito económico y humano se erigen como las líneas maestras de García.