El grupo joven de la Expiración ante su gran reto


Los miembros de la corporación del Viernes Santo están muy comprometidos con la organización del V Encuentro Nacional de Jóvenes de Hermandades y Cofradías, que acogerá Córdoba en octubre

Cristo de la Expiración. Cartero Bangassou Pasión
Cristo de la Expiración. /Foto: LVC

Cuando el viernes 7 de julio (a las 20:30 horas) el grupo joven de la hermandad de la Expiración celebre la misa de fin de curso en su capilla de San Pablo, se pondrá el broche a un año muy intenso. Y ello con las expectativas depositadas en la celebración, a finales del próximo mes de octubre, del V Encuentro Nacional de Jóvenes de Hermandades y Cofradías, que acogerá Córdoba. Un acontecimiento en el que, como explica el responsable de los jóvenes de la cofradía de los Estudiantes Rafael Ayuso, estos están dando muestra de un compromiso ineludible.
El balance de estos meses es muy positivo y da muestra de la vitalidad de los jóvenes cofrades de San Pablo. Su participación, en un buen número de actos da fe de ello. La asistencia al IV Encuentro de Juventud Cofrade Nacional en Palencia, en la que se eligió a Córdoba sede para 2017; la peregrinación al Rocío de Jóvenes por la Fe, junto al resto de grupos de la ciudad; el cuerpo de acolitaje para los cultos y el vía crucis; los turnos de libreas en besamanos y besapié de los titulares; así como la Operación Tonelada en Navidad (consistente en una recogida de alimentos, en la que se consiguió superar con creces el objetivo de recaudar productos destinados a la barriada de las Palmeras, a la de Miralbaida y a las monjas de Santa Marta) marcaban la primera parte del curso cofrade.
Sin embargo, los actos organizados por el grupo joven de la Expiración han ido más allá en estos meses. Así, la celebración de un torneo de Fútbol 7 en el que participaron 18 equipos en el Campo del Palomera o los sorteos y rifas en la hermandad, para la financiación de diversos proyectos, como la restauración del guion de juventud y otros con vistas al centenario de la cofradía, se han convertido en retos superados.
En la memoria de estos meses también quedará el plástico cartel de Cuaresma, que realizara el conocido fotógrafo José Ignacio Aguilera. Mientras que uno de los pasos decisivos de los jóvenes de San Pablo ha sido la decidida colaboración con la Fundación Bangassou, dentro del proyecto social de la hermandad, denominado Armas por rosarios. Retos que se revalidarán a partir del próximo mes de septiembre.