“El Cabildo ha querido estar a un nivel muy importante de transparencia”


Uno de los responsables de gestión de la institución capitular, Jesús Tudela, detalla las claves del proceso de admisión de los intérpretes del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba

Cabildo
Jesús Tudela./Foto: José I. Aguilera

Más de un centenar de intérpretes han superado las pruebas que los acreditan para realizar su labor en el Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba. Un edificio marcado por la singularidad y para el que han tenido que afrontar varias pruebas, de gran nivel técnico-científico, en un proceso que se ha prolongado ocho meses. Uno de los responsables de gestión del Cabildo Catedralicio, Jesús Tudela, detalla cómo se ha desarrollado el proceso.
– ¿Qué necesidad existía para realizar esta prueba?
– Era prácticamente una obligación que tenía el Cabildo, ya que se llevaba casi una década sin acreditar a ningún nuevo intérprete del Conjunto Monumental. Y era una necesidad y una petición del resto de intérpretes que ya hay acreditados, a causa del constante incremento del sector turístico. De hecho, este año -a fecha de mayo- sigue aumentando el turismo, arrojando cifras de récord.
– ¿En qué han consistido?
– Ha sido un trabajo de ocho meses. Se ha contado con un asesoramiento jurídico y académico. Con posterioridad al mismo, el ánimo del Cabildo Catedral ha sido darle la mayor transparencia y, dentro de ese apartado, decide quedar ajeno a la valoración de los conocimientos de los aspirantes. El deán-presidente se reúne, en octubre de 2016, con el rector de la Universidad de Córdoba y le hace partícipe de esta necesidad y de la idea de poder contar con un profesorado especializado de la propia UCO. Y es esta institución la que nos ofrece a los docentes que conformaron el tribunal (un catedrático y dos profesores de Historia del Arte). No es que el Cabildo no pudiera llevar a cabo esas pruebas -está conformado por doctores en distintas ramas como el Derecho o la Historia del Arte-, pero, con acierto, determina contar con los servicios de la Universidad.
Tudela 2
Jesús Tudela./Foto: José I. Aguilera

– ¿Se ha conseguido esa transparencia?
– Ha sido un objetivo perseguido y cumplido. He podido hablar con los intérpretes y están muy satisfechos con el proceso. Han valorado muy positivamente que se hayan utilizado instalaciones ajenas al Cabildo (Universidad de Loyola), para realizar las pruebas. Además de tener un tribunal, integrado por profesores de la universidad. Si lo hubiéramos hecho en el propio edificio, podría haber enturbiado el proceso. No he oído una sola opinión en contra, al contrario. Nosotros, como institución privada, hemos querido estar a un nivel muy importante de transparencia. Y creo que lo hemos conseguido.
– ¿En qué ha consistido el programa?
– En estos diez años sin haber hecho pruebas de este tipo había ido conformando una base de datos, con todas las personas que estaban interesadas, un total de 130. Se da la publicidad necesaria a estas pruebas y, finalmente, son 182 los aspirantes a obtener la acreditación. De éstas, tras la primera fase de las pruebas de conocimientos específicos que era eliminatoria, quedaron 133. Después se pasó a una prueba oral, que fue una recomendación de los propios miembros del tribunal. Se acogió con agrado esa propuesta, ya que la finalidad era también práctica. Y el resultado final de las pruebas ha arrojado a un total de 111 aprobados que han demostrado con solvencia sus conocimientos sobre el edificio.
Tudela
Jesús Tudela./Foto: José I. Aguilera

– ¿Qué perfil tienen los intérpretes?
– Hay algunos de un nivel muy elevado, incluso con el nivel C2 en dos lenguas extranjeras. Pero todos han acreditado los conocimientos necesarios de preparación que se exigían. Se hizo un acto de reconocimiento a los aprobados, en fechas recientes. Fue un acto precioso en la Sala Capitular, que no es una parte muy conocida del monumento, donde el deán tuvo alentadoras palabras para ellos.
– ¿Qué características tienen los intérpretes?
– Son personas cualificadas, con idiomas. Las pruebas han ido marcando el perfil. Todos (los 182 aspirantes iniciales) estaban cualificados para presentarse.
– Se trata de un templo muy singular para mostrarlo al público.
– Su singularidad conlleva, y de ello se ha hecho partícipes a los ya acreditados, un rigor histórico y una gran responsabilidad. Son el punto intermedio entre el Cabildo, el Conjunto Monumental y sus visitantes.
– ¿Qué van a mostrar los nuevos intérpretes al visitante?
Tudela 4
Jesús Tudela./Foto: José I. Aguilera

– El Cabildo Catedral, en palabras de nuestro deán-presidente, lo que exige es rigor histórico. Por ello, tras la invitación que hizo su responsable -Antonio Llamas- les vamos a ofrecer a los intérpretes un pase para El Alma de Córdoba. Con la finalidad de agradecer su esfuerzo y para que observen como se puede sintetizar la historia del templo en una hora. Sin obviar que el templo fue una basílica visigoda cristiana, posteriormente se convierte en una magnífica mezquita y, actualmente, Catedral. En definitiva, se exige rigor histórico.
– ¿Quiénes han hecho posible que haya 111 nuevos intérpretes en la Mezquita-Catedral?
– La Universidad de Loyola Andalucía nos cedió sus instalaciones y, al igual que con la UCO, el Cabildo está muy agradecido. Y también cabe destacar la labor decidida del deán-presidente del Cabildo, Manuel Pérez Moya y de quien ha sido su mano derecha, Antonio Llamas Vela. Asesorados jurídicamente, a su vez, por el abogado Jesús Coca del bufete de abogados Montero y Aramburu. No es un trabajo de una sola persona y también han sido muy importantes los compañeros de administración y comunicación.

1 Comentario

  1. En este centenar de intérpretes hay gente que ni siquiera es guía oficial de la Junta de Andalucia. El criterio de aprobados ha sido poco objetivo. Muy pocos con idiomas

Comments are closed.