Música para acabar el curso cofrade más social


Tres miembros de la banda de la Esperanza participan en la última sesión de "Música para Ángeles", con los niños del Centro de Atención Infantil Temprana del Hospital San Juan de Dios

Banda esperanza
Miembros de la la banda de música de la Esperanza./Foto: Hermandad del Císter

La música no conoce fronteras, como tampoco entiende de edades y circunstancias. Su atracción es innata, la sublimación de la conciencia humana, a través de algo tan elevado como el hombre. Por ello, su estímulo se aplica mucho más allá del entretenimiento y es un perfecto vehículo para los niños del Centro de Atención Infantil Temprana (CAIT). Así lo ha entendido la hermandad de la Sangre cuando , hace justo un año, comenzó a colaborar con la Unidad de Motivaciones Emocionales del Hospital Materno Infantil Reina Sofía de Córdoba, mediante un taller de música para hacer más agradable y llevadera la estancia de los niños ingresados en el Centro.
Música para Ángeles se ha convertido en algo más que un proyecto, durante estos últimos 12 meses. Y, probablemente, la felicidad de los niños, de sus padres y de los cuidadores ha cumplido con creces las expectativas de la hermandad que dirige Carlos Olivares. Como se vieron refrendadas el pasado mes de enero, cuando suscribía otro acuerdo con el CAIT de la Universidad de Córdoba (UCO), para impartir un taller de musicoterapia a niños de entre cero y seis años que padecen trastornos de desarrollo.
Las actividades han sido muy intensas y, uno de los puntos neurálgicos de las mismas, ha estado en el Hospital San Juan de Dios, donde este miércoles se celebraba la última jornada del curso. Una cita muy especial a la que acudieron tres miembros de la banda de música de María Santísima de la Esperanza. Entre los mismos se encontraba el conocido y joven compositor cordobés, Alfonso Lozano, junto con Javier García y Mario Ramos. Esta idea de llevar a miembros de la formación ha partido del anterior hermano mayor del Císter, Carlos Rubio. Y su realización viene a refrendar la especial relación que une a la cofradía y a la banda. La misma que ha redundado en favor de los niños que están en San Juan de Dios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here