Un escenario incomparable para escuchar a la Orquesta y Coro de la Catedral


orquesta
Actuación de la Orquesta de la Catedral en el Círculo de la Amistad./Foto: Jesús Caparrós

Dentro de las iniciativas culturales que se enmarcan en el Foro Osio, la Orquesta y Coro de la Catedral de Córdoba ofrecerá el próximo sábado, día 1 de julio a las 21:30 horas, un concierto extraordinario en el Patio de los Naranjos. Dicho concierto comprende un variado repertorio compuesto por obras de Händel, Bach, Caccini, Frisina, Morricone, Mozart o Peris que en su día dieron origen al disco Te Deum, primera grabación de esta agrupación musical. Dentro del mismo concierto también se interpretará la Misa Brevis, compuesta por el propio director, Clemente Mata, para el encuentro de laicos que se celebrará en octubre en nuestra ciudad.
Tras el éxito de la edición anterior, el Cabildo Catedral ha decidido repetir la experiencia de un concierto extraordinario gratuito en el Patio de los Naranjos para toda la ciudad de Córdoba. Cabe recordar que, desde la publicación del disco, Te Deum, la música en la Catedral, el conjunto musical catedralicio ofreció un inolvidable concierto en el Círculo de la Amistad. Mientras que esa actuación suponía el comienzo de una gira que concluirá el próximo octubre con diversas actuaciones en Ciudad del Vaticano.
Te Deum
“Estamos musicalmente al nivel de las mejores catedrales del mundo”. Con esta afirmación del canónigo y chantre de la Catedral Antonio Murillo, presentaba el primer trabajo discográfico de la orquesta sinfónica y el coro del primer templo diocesano. La Sala Capitular del Conjunto Monumental Mezquita-Catedral de Córdoba acogía la presentación del disco, Te Deum, la música en la Catedral, que también contiene un making-off, donde se puede apreciar el proceso de realización del mismo.
El director de la sinfónica y el coro catedralicios, Clemente Mata, llamaba la atención, por su parte, sobre el duro trabajo realizado. Del mismo destacaba que se ha desarrollado “con mucho mimo y cariño para culminar, de la forma más brillante posible, esta obra”. Además, Mata mostraba su gratitud la inestimable ayuda del Cabildo en la figura tanto de su presidente como del chantre. De este último subrayaba que “el amor a la música y a Dios de Antonio Murillo ha hecho posible este proyecto”. Otro de los aspectos sobre los que llamaba la atención radicaba en que el disco fue grabado en el Salón del Trono del Palacio Episcopal. Sobre la experiencia Mata manifestaba que “se vivieron grandes momentos a nivel humano”. Para concluir resaltando que “hemos querido plasmar la música que suena actualmente en la Catedral”, con obras de una belleza tremenda, pertenecientes a Bach, Caccini o Mozart, entre otros”. Características que llevaron a Mata a asegurar que la grabación “es una oración perpetua a Dios”.
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here